Gobierno español renuncia a construir de nuevos gasoductos

Gobierno español renuncia a construir de nuevos gasoductos

Fecha publicada: 15 Diciembre, 2022

España renunció a la construcción de nuevas interconexiones internacionales para transportar gas natural y concentrará su apuesta de futuro sólo en el hidrógeno verde. Hasta hace apenas dos meses, los planes pasaban por intentar recuperar el proyecto de un nuevo gasoducto con Francia a través de los Pirineos (retomando el antiguo MidCat) y lanzar -como alternativa o como complemento- un gasoducto submarino con Italia. Ni lo uno ni lo otro.

España y Francia renunciaron al renovado MidCat y lo sustituirán por un nuevo corredor que conectará bajo el mar Barcelona y Marsella con un tubo que se utilizará exclusivamente para transportar hidrógeno verde a partir de 2030, y que se complementará con otra conexión, también, sólo para hidrógeno entre Portugal y España.

Y el Gobierno español se dispone a enterrar definitivamente el ‘megaplán’ de lanzar un gasoducto submarino con Italia -entre Barcelona y Livorno- que se utilizaría primero para llevar gas natural y luego se reconvertiría para transportar hidrógeno, y para el que ya se habían desarrollado los estudios previos que apuntaban a que se destinarían 3.000 millones en su construcción.

Según confirman fuentes oficiales del Ministerio para la Transición Ecológica, comandado por la vicepresidenta Teresa Ribera, el Ejecutivo reorienta su estrategia para el comercio exterior gasista y renunciará a construir ninguna conexión internacional más que sirva para transportar gas natural, para hacer una apuesta total por la futura revolución del hidrógeno renovable.

España cuenta con gasoductos que conectan su sistema gasista con Francia, con Portugal, con Argelia y con Marruecos, y los planes del Gobierno pasan por no sumar ni una sola instalación más que sirva para transportar gas natural y centrarse en todo caso en futuras instalaciones para hidrógeno verde (que no tiene emisiones de CO2 al producirse utilizando energías renovables y que servirá para descarbonizar sectores que tienen difícil electrificarse, como la gran industria y el transporte pesado).

Fuente: El Periódico de España / https://www.epe.es

Compartir noticia por redes sociales