Hernán Cáceres, director ejecutivo de Lithium I+D+i de UCN: “Estamos trabajando en el diseño de un magíster en Hidrógeno Verde”

Hernán Cáceres, director ejecutivo de Lithium I+D+i de UCN: “Estamos trabajando en el diseño de un magíster en Hidrógeno Verde”

Por Diana Molina.

Fecha publicada: 22 Junio, 2023

Uno de los principales desafíos de la nueva industria del hidrógeno renovable y el litio es la preparación de profesionales técnicos y universitarios con conocimientos específicos y generales, en las distintas unidades de la cadena de valor que componen ambos sectores.  Es por ello, que las universidades y centros de formación técnica en Chile se preparan para diseñar y adaptar sus curriculum educacionales a los desafíos de la economía del hidrógeno verde y el litio. 

Para conocer parte del detalle de esa preparación es que H2NEWS conversó en exclusiva con Doctor Hernán Cáceres, decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Geológicas de la Universidad Católica del Norte y director ejecutivo de Lithium I+D+i – Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación en Baterías de Litio. 

¿Cómo se complementarán las investigaciones con respecto al desarrollo de Hidrógeno Verde? ¿Realizarán investigaciones en conjunto con el Centro CICITEM?

La ventaja que tenemos nosotros es que somos socios fundacionales de CICITEM junto a la Universidad de Antofagasta y al Gobierno Regional. Para fortalecer esta relación, con un grupo de académicos hemos visitado sus instalaciones para poder justamente identificar y entender las capacidades de proyectos que están desarrollando en base a la capacidad instalada (infraestructura y capital humano). Por lo tanto, sí realizaremos investigaciones y proyectos que nos permitan potenciar ambos centros en materia de la industria de litio como de hidrógeno Verde (H2V).

Otro punto que quiero destacar es el trabajo que estamos desarrollando nosotros como universidad, junto con aliados estratégicos, para levantar el área de H2V, como una de las líneas prioritarias dentro de esta Facultad, la primera en el área de las ciencias geológicas. Luego, carreras relacionadas a metalurgia y minas -es un área fuerte de nosotros, y en tercera línea, lo relacionado a temáticas de ingeniería química y medio ambiente, sobre todo por la preocupación por la sustentabilidad y cuidado del entorno. La última arista estará enfocada a una línea más transversal sobre los aspectos logísticos y de optimización así como la informática, computación y Data Science.

Desde el punto de vista curricular y académico ¿Cuál sería la modificación o complementación de la malla curricular de las ingenierías para ser capacitados en ser parte de esta nueva industria?

Nosotros hemos fortalecido la estrategia formativa de las carreras de la Facultad a través de las mallas curriculares y de nuestros doctorados para responder a las necesidades del territorio. En la línea de trabajo de nuestros programas doctorales hemos fortalecido el de ciencias mención geología, e impulsado tres nuevos: el de ingeniería sustentable, ingeniería industrial y el de minería, además, de diplomados; destacando recientemente el desarrollado en conjunto con la Universidad de Antofagasta en Uso, Producción y Reciclaje del Litio (…). Por lo tanto, estamos alineados con la realidad del entorno académico y de la industria. Es así que, hemos comenzado conversaciones con otras universidades internacionales, tanto en el área de investigación y formativa, para poder generar nuevos programas.

Con respecto a las mallas curriculares, nosotros desde el año pasado hemos comenzado a trabajar con nuestros estudiantes en la flexibilidad curricular y para que respondan a las necesidades de la industria, a través de la implementación de cursos electivos o minors, que permiten complementar su carrera y formación. 

¿Se tiene pensado realizar un diplomado como el implementado para la Producción, Uso y reciclaje de Litio?

Sí, efectivamente nosotros ya estamos trabajando en el diseño de un magíster en Hidrógeno Verde que permita desarrollar el área de las energías renovables y que responda a la realidad territorial y, a su vez, alineado a las necesidades de las políticas públicas, como las priorizadas en la Estrategia Regional de Innovación del Gobierno Regional.

Desde el año pasado hemos comenzado nuestras conversaciones con nuestro aliado estratégico de la Universidad de España para poder desarrollar – en conjunto- el magister enfocado en H2V, el que está pensado complementar con diplomados vinculantes, cumpliendo cierta cantidad de créditos. La idea es que ya nuestra universidad pueda presentar esta nueva oferta de magíster el 2025 y el diplomado el 2024, entendiendo que se deben cumplir con procesos pertinentes por parte del Ministerio de Educación. 

A su vez, en el ámbito del pregrado estamos trabajando en la creación de una nueva carrera relacionada al área de las energías. Nuestro objetivo es poder preparar al estudiante en la diversidad que existe desde el ámbito energético y la transición que estamos viviendo, como Universidad debemos tener profesionales formados en el área de energía, que puedan conocer la matriz energética en su globalidad y la puedan analizar desde la transmisión y el almacenamiento.

¿En cuánto a la vinculación académica con otras universidades internacionales y nacionales se tiene contemplado desarrollar proyectos relacionados con la implementación del H2V?

Sí, tenemos vinculación con aliados estratégicos como universidades en España, ya que para nosotros la vinculación e intercambio de conocimientos en ámbito académicos y de investigación es un factor primordial. Por ejemplo, en la formación de los diplomados y magíster desde el año pasado hemos tenido conversaciones para el diseño que realizaremos en forma conjunta. Con respecto a nuestro relacionamiento con universidades nacionales, podemos destacar la vinculación que tenemos larga data con la Universidad de Antofagasta y del trabajo colaborativo a través del Consorcio de las Ingenierías 2030, conocido como Heuma UCN-UA, instancia que también dirijo y con quienes tenemos reuniones semanales con el equipo directivo para generar estrategias que nos permitan avanzar y responder a la realidad regional.

Desde su perspectiva como director ejecutivo ¿Cuál sería el beneficio para la región sobre el desarrollo de esta nueva industria de Hidrógeno Verde complementada con la del litio?

El foco principal del centro es el trabajo con las baterías de litio a través del almacenamiento energético que tenemos disponible, debido a los altos índices de radiación que tiene nuestra región y de la cadena de valor que ya se encuentra instalada sobre esta industria. La idea es poder almacenar la energía y que sea viable económicamente en un formato de hidrógeno. Las baterías también tienen fines de almacenamiento, entonces, depende mucho de la necesidad. Sin embargo, el desarrollo de baterías para almacenamiento energético tiene bastantes oportunidades y no compiten. La industria del Hidrógeno Verde tendrá un desarrollo en distintas aristas desde su localización y cómo se implementará en el mercado desde la industria electrónica hasta su mantenimiento y cadena de valor; infraestructura habilitante, desarrollo de capital humano, legislación y adaptación e implementación de innovación en H2V.

Por último, ¿Cómo estos desafíos universitarios y de investigación se vinculan con el ecosistema empresarial de la región?

Aquí destacar el trabajo que se puede desarrollar a través de canalizar el impulso de las pymes, ya sea de la zona o de otros lugares, relacionadas con la implementación y desarrollo de nuestras tecnologías de investigación que nos permitan vincularnos con emprendedores, que nos realicen preguntas de innovación en materia de investigaciones y que nos permitan dar respuesta de manera rápida con base tecnológica a las innovaciones en investigación.

Fotografía: Universidad Católica del Norte.

Compartir noticia por redes sociales