Jennifer Granhold: Necesitamos triplicar nuestra capacidad en energía nuclear hasta un mínimo de 300 GW

Jennifer Granhold: Necesitamos triplicar nuestra capacidad en energía nuclear hasta un mínimo de 300 GW

Fecha publicada: 05 Octubre, 2023

Expertos analizaron nuevas tecnologías nucleoeléctricas y la manera en que innovaciones como la inteligencia artificial, la robótica y la impresión 3D pueden hacer avanzar la energía nucleoeléctrica, y cómo pueden utilizarse los reactores para aplicaciones más allá de la electricidad, proporcionando calor para procesos industriales o agua dulce mediante la desalación nuclear, en el Scientific Forum organizado por Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA por sus siglas en inglés) en Viena, Austria, en septiembre recién pasado.

Países como Estados Unidos de América, Corea, Marruecos, Suecia, Finlandia, Francia, China, Reino Unido, Bélgica, entre otros, manifestaron su compromiso con el desarrollo de la energía nuclear para avanzar en la descarbonización mundial en la generación de energía, en la producción industrial, incluyendo al hidrógeno verde y la desalación.

La energía nuclear suscita cada vez más interés a nivel mundial, y los países están actuando en consecuencia. Durante la sesión inaugural del Foro Científico, el Presidente de Ghana, Nana Akufo-Addo, comunicó sus planes de incorporar la energía nuclear a la matriz de generación eléctrica del país. “Estamos comprometidos con una transición energética limpia y equitativa que aproveche al máximo el potencial de todas las fuentes bajas en emisiones de carbono, incluida la energía nucleoeléctrica —declaró el Presidente Akufo-Addo—. La energía nucleoeléctrica desempeñará un papel importante en esta transformación”.

En los Estados Unidos de América, donde la energía nucleoeléctrica es la mayor fuente de energía limpia, “para lograr nuestros objetivos de emisiones netas cero de aquí a 2050 tenemos que triplicar, al menos, nuestra capacidad en materia de energía nuclear, hasta alcanzar como mínimo 300 gigavatios”, declaró la Secretaria de Energía de los Estados Unidos, Jennifer Granholm. El Gobierno de este país ha invertido “miles de millones de dólares en el futuro de la energía nuclear, creando incentivos fiscales sin precedentes para que se invierta en nuevas instalaciones y en la producción de energía nuclear”, y se está desarrollando una cadena nacional de suministro de combustible, agregó Granholm.

El Departamento de Energía de los Estados Unidos publicó recientemente un conjunto de informes titulado Pathways to Commercial Liftoff, a fin de acelerar el despliegue de tecnologías de energía limpia, como los reactores nucleares avanzados. Los reactores avanzados son fundamentales para alcanzar los objetivos de emisiones netas cero, ya que pueden ayudar a descarbonizar industrias que consumen mucha energía, como la producción de hidrógeno, la desalación, la calefacción urbana, el refinado de petróleo y la producción de fertilizantes, afirmó la Secretaria de Estado Granholm, quien además alentó a más países a considerar la energía nuclear como una inversión sostenible y a largo plazo y a aprovechar “el poder del átomo para una nueva era de paz y prosperidad en el que podría ser el mayor proyecto de paz de nuestro tiempo: un mundo de emisiones netas cero”. 

La República de Corea también está invirtiendo en el crecimiento de su sector nuclear. Desde el año 2000, el país asiático está aplicando su Plan de Desarrollo del Sistema de Energía Nucleoeléctrica, concretamente centrado en el desarrollo de reactores avanzados, lo cual dio pie a que, en el 2012, el organismo regulador coreano aprobara el diseño estándar del primer SMR (small modular reactor) del país, tal y como declaró Lee Jong-Ho, Ministro de Ciencia y TIC de la República de Corea. “Actualmente estamos desarrollando un SMR todavía más avanzado e innovador basado en la tecnología SMART”, añadió.

El Gobierno de Corea cree que el sector privado debería encabezar las innovaciones tecnológicas. “Esto se aplica especialmente al sector de los SMR, que aspira a sustituir los combustibles fósiles en industrias como la desalación del agua de mar y la exploración espacial”, explicó el Ministro Jong-Ho. El Gobierno de Corea está poniendo en marcha la Iniciativa de Corea sobre SMR para transferir SMART y otras tecnologías nucleares avanzadas al sector privado, y contribuir así a demostrar y comercializar nuevos reactores. “Con el objetivo de impulsar estos esfuerzos, a partir del próximo año, el Gobierno colaborará con empresas pertinentes para invertir en el desarrollo de reactores de gas de alta temperatura diseñados para fines relacionados con el calor industrial y con aplicaciones como la producción de hidrógeno y otros usos”, dijo.

En Marruecos, el Gobierno está estudiando la posibilidad de incorporar la energía nucleoeléctrica a su canasta energética para garantizar un suministro energético fiable. “Marruecos apuesta claramente por los reactores modulares pequeños, pues presentan numerosas ventajas, como la flexibilidad de integración —declaró Leila Benali, Ministra de Transición Energética y Desarrollo Sostenible de Marruecos, “resultan muy prometedores para diversas aplicaciones, como la generación combinada de calor y electricidad y la desalación de agua de mar”.

En los últimos 40 años Suecia ha ampliado diferentes formas de energía renovable como la eólica que suministra un porcentaje considerable de electricidad, y la biomasa sustituye al petróleo y al carbón como fuentes de energía para la calefacción urbana y los procesos industriales. “Sin embargo, lo que no se tuvo en cuenta fue que el sistema eléctrico es muy sensible y tiene que funcionar técnicamente. No se trata solamente de añadir TWh”, señaló el Viceministro de Clima y Medio Ambiente de Suecia, Daniel Westlén. “Si se tiene en cuenta la necesidad de contar con energía distribuible para satisfacer la demanda, en el momento y el lugar en que sea preciso, y de que la demanda se satisfaga sin generar emisiones de carbono, las opciones son limitadas, la energía nuclear es la única opción disponible”, quien además añadió: “¿Puede el mundo construir 20 o incluso 40 gigavatios de energía nuclear al año? Yo diría que es posible. Ya lo hemos hecho antes. Durante la década de 1980 se construyeron más de 180 reactores en todo el mundo y se añadieron más de 30 gigavatios en un solo año. Suecia desplegó 12 reactores grandes entre 1972 y 1985. Si bien, el cambio climático es el mayor desafío que ha afrontado la humanidad, disponemos de las herramientas que necesitaremos para resolver esta cuestión”, concluyó.

Con miras a alcanzar los objetivos climáticos y de emisiones netas cero, los estudios han estimado que la capacidad en materia de energía nuclear se duplicará o triplicará de aquí a 2050.

El año pasado, el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció un programa para construir seis reactores nucleares, así como un programa dedicado al ámbito nuclear y la innovación con reactores modulares pequeños y avanzados. “Necesitamos energía, que sea al mismo tiempo barata, asequible y sostenible. Y eso no es tan fácil de lograr. Por eso necesitamos innovación”, expresó François Jacq, Administrador General de la Comisión de Energía Atómica de Francia. “También tendremos que innovar en la esfera de la cooperación, en la creación de alianzas. Tenemos que inventar nuevas formas de cooperación. Tenemos que idear nuevas formas de organizar la investigación y la tecnología”, declaró el Administrador General Jacq.

Para concluir la sesión inaugural, Isabelle Boemeke, influyente en materia de energía nuclear oriunda del Brasil, reflexionó sobre el poder de los medios sociales para informar al público joven. “Los medios sociales pueden sonar superficiales, pero en realidad son la forma en que los jóvenes aprenden sobre el mundo, afirmó Boemeke, también conocida como Isodope. Confían en las opiniones de los influyentes sobre productos, consejos de salud e ideas. Y aunque hemos visto que los medios sociales se utilizan para hacer el mal, creo que podemos aprovechar estas herramientas y utilizarlas realmente para hacer el bien”.

Insistió en la importancia de los líderes a la hora de escuchar a las generaciones jóvenes y dialogar con ellas. “Los jóvenes están muy abiertos a ello y esperan oír a personas como ustedes decir que está bien apoyar esta tecnología. Una vez se informa a la población sobre todas las ventajas, nuestros dirigentes pueden luego buscar vías realistas hacia la descarbonización, vías que se atreven a darle un papel central a la energía nuclear”, indicó. Para concluir animó a los responsables de la adopción de decisiones que componían la audiencia a ser valientes y preguntó: “¿Sois líderes o seguidores?”

El camino a seguir

De China al Reino Unido y más allá, países de todo el mundo tienen ambiciosos planes para ampliar sus parques nucleares. Para 2035, China prevé construir 150 reactores nucleares nuevos. “Tenemos tantas centrales eléctricas alimentadas por carbón que deben ser sustituidas por energía nucleoeléctrica”, declaró Yu Jianfeng, Presidente de la Corporación Nuclear Nacional de China, durante la sesión de clausura del Foro, celebrada el miércoles 27 de septiembre en el Scientific Forum organizado por la Agencia Internacional de Energía Nuclar (IAEA) en Viena.

En el Reino Unido “tenemos el ambicioso objetivo de contar con 24 gigavatios de energía nucleoeléctrica en la red del Reino Unido de aquí a 2050. Por más esencial que sea descarbonizar nuestra carga energética de base, también tenemos que considerar los precios: el costo de la vida, una energía asequible y lograr la seguridad y la independencia energéticas”, declaró Andrew Bowie, Subsecretario de Estado Parlamentario y Ministro de Energía Nuclear y Redes.

En cuanto a los precios, el Ministro de Clima y Medio Ambiente de Finlandia, Kai Mykkänen, declaró en el Foro que gracias al reactor Olkiluoto 3 de su país, el reactor nuclear más grande de Europa con 1,6 gigavatios, los precios de la electricidad en Finlandia son los más bajos que se han registrado en años. El reactor Olkiluoto 3, que comenzó su producción regular en abril, es el motivo principal por el que Finlandia ha dejado de importar directamente electricidad y gas natural, al tiempo que ha bajado los precios de la electricidad, afirmó.

La aceptación pública, así como la financiación, en torno a la energía nucleoeléctrica también deben tenerse en cuenta en el camino a seguir. “Tenemos que interactuar con la sociedad para asegurarnos de que las soluciones técnicas que proponemos sean aceptadas cuando llegue el momento”, señaló Peter Baeten, Director General del Centro de Estudios de Energía Nuclear SCK CEN, de Bélgica.

Además, aunque la innovación técnica es fundamental, hay otros aspectos de la innovación. Al respecto, Sama Bilbao, Directora General de la Asociación Nuclear Mundial, declaró que “Necesitamos innovación en la forma de financiar la nueva energía nuclear. Tenemos que pensar con originalidad para atraer inversiones a estos proyectos nucleares”.

Dada la velocidad y la envergadura de la innovación en el ámbito nuclear, el Director General, Grossi, se mostró optimista. “Hay desafíos, pero está claro: estamos avanzando firmemente. Tal vez nos movemos a ritmos y de maneras diferentes. El resultado final no será uniforme porque no hay una solución única. Pero podemos ver cómo la energía nuclear está muy firmemente posicionada en este esfuerzo global que está teniendo lugar ahora”.

Fuente: IAEA

Compartir noticia por redes sociales