IEA: el amoníaco, clave para descarbonizar el transporte marítimo en 2050

IEA: el amoníaco, clave para descarbonizar el transporte marítimo en 2050

Fecha publicada: 10 Octubre, 2023

La última edición de la hoja de ruta Net Zero de la AIE prevé que el amoníaco desempeñe un papel clave en la descarbonización del sector del transporte marítimo mundial. Dado que la actividad marítima internacional se duplicará con creces de aquí a 2050, la cuota del amoníaco en el consumo final de energía pasará del 0% del año pasado al 44% en 2050, junto con otros combustibles bajos en carbono (biocombustibles e hidrógeno, 19% cada uno, metanol, 3%). El 15% de la actividad marítima seguirá siendo de origen fósil, pero el sector habrá reducido drásticamente sus emisiones de carbono para entonces, y se producirán nuevas reducciones. Leer Reporte Aquí

Los autores del informe señalan que se han realizado progresos significativos desde la última edición, especialmente en torno a la comercialización de motores de dos tiempos propulsados por amoníaco. Los pedidos de buques preparados para el uso de amoníaco también seguirán aumentando en los próximos años:

Aunque en la actualidad no hay buques comerciales que operen con amoníaco, los fabricantes de motores han probado con éxito la tecnología, y a finales de 2022 había encargados unos 150 buques para el uso de amoníaco. Estos buques presentan una oportunidad para desarrollar rápidamente los protocolos de seguridad asociados. En el escenario Net Zero, los pedidos de buques para el uso de amoníaco aumentan en una media del 20% anual, desde el 2022 hasta el 2030, lo que representa alrededor del 15% de los pedidos anuales típicos de buques.

En cuanto a la generación de electricidad, el informe prevé que la combustión conjunta de amoníaco desempeñará un papel menor en la generación de electricidad a partir de combustibles fósiles en 2050. Dado que las centrales de combustibles fósiles prácticamente desaparecerán en 2050, el CCUS, la co-combustión de hidrógeno (turbinas de gas), la co-combustión de amoniaco (unidades de generación de carbón) y el biometano contribuirán a ello. La combustión conjunta de hidrógeno y amoníaco generará 1.161 TWh de electricidad, sobre la base de 427 GW de capacidad instalada.

Otros actores clave se alinean tras el combustible marítimo de amoníaco
En su reciente informe “El futuro de los Combustibles Marítimos”, Lloyd’s Register también prevé que el amoníaco desempeñará un papel clave en la descarbonización del transporte marítimo. Juntos, el “amoníaco azul y el e-amoníaco” acapararán entre el 20% y el 60% del mercado de combustibles marítimos en 2050, con una media del 46% en todos los escenarios (una cifra similar a la del informe de la AIE). El combustible marítimo alternativo más prometedor -y más adoptado- en 2050 será el e-amoniaco, o amoniaco obtenido a partir de hidrógeno electrolítico. El hidrógeno necesario para suministrar amoníaco al sector marítimo podría representar hasta el 8,3 -17,5 % de la demanda mundial de hidrógeno en 2050. Lloyd’s Register también señala que la industria naviera tendrá que “impulsar la mayor parte del desarrollo de la infraestructura de suministro y mostrar su liderazgo a la hora de garantizar el escalado adecuado del suministro” para alcanzar este resultado.

En una entrevista concedida a la revista Motorship, el Director de Desarrollo de Negocio (Marina) de OCI HyFuels, Barend van Schalkwyk, explicó cómo sería la futura combinación de combustibles para el transporte marítimo en 2050. Dado que los combustibles alternativos bajos en carbono “entrarán en escena” a finales de esta década, “el metanol verde crecerá de aquí a 2030 y es probable que siga suministrando una proporción constante. El e-amoniaco será más importante a partir de 2030 y es probable que se convierta en el combustible más importante del sector en 2050, debido a sus credenciales de cero emisiones”. Para garantizar la adopción de combustibles marítimos alternativos, como el amoníaco, siguen siendo necesarias normativas estrictas que incluyan, entre otras cosas, gravámenes sobre las emisiones de carbono, objetivos legislados y definiciones de “combustibles de bajas emisiones” para todo el sector.

Fuente:  Por  Julian Atchison deAmmonia Energy Association

Compartir noticia por redes sociales