Alex Santander sobre Plan de H2V: “Pone foco en aspectos territoriales e instrumentos para promover la demanda interna”

Alex Santander sobre Plan de H2V: “Pone foco en aspectos territoriales e instrumentos para promover la demanda interna”

Fecha publicada: 04 Diciembre, 2023

El Plan de Acción de H2V busca definir una hoja de ruta entre 2023 y 2030, que permita el despliegue de esta industria y sus derivados, a través de acciones coordinadas entre las distintas carteras de Gobierno y organismos relacionados, en concordancia con las iniciativas regionales y locales.

Ad portas de conocer el resultado del trabajo del Comité Estratégico del Hidrógeno Verde -la instancia que reúne a la ex Presidenta Bachelet, ex ministros como Juan Carlos Jobet y Hernán de Solminihac, junto a académicos, autoridades regionales y científicos. El ministro de Energía, Diego Pardow, adelantó parte de sus conclusiones, marcadas por un rol más activo del Estado y el gobierno en acelerar la adopción de este nuevo combustible. Se espera avanzar en la creación de una regulación ‘habilitante’ que fomente inversiones en este sector energético; impulsar el uso del nuevo combustible en Chile; una política pública para formar el capital humano que se necesita y planificación territorial, de manera de contar con polos de desarrollo de hidrógeno verde en distintas áreas del país, como la Región Metropolitana, Quintero, Bío Bío, el norte minero y Magallanes.

En el marco del  conversatorio “Desafíos para activar la demanda del Hidrógeno Verde en Chile”, organizado por el Centro de Innovación UC y ACCIONA Energía, H2News conversó en exclusiva con Alex Santander, Jefe División de Políticas y Estudios del Ministerio de Energía, quien adelantó sobre el Plan de Acción H2V que se espera se lance durante esta semana o la próxima.

 ¿El Plan de Acción Nacional, es algo nuevo o corresponde a un upgrade de la Estrategia Nacional de Hidrógeno?

Es un instrumento de política pública que complementa la Estrategia, y también nuestra Política Energética. Siempre nos gusta mirarlo así, un conjunto de instrumentos con focos específicos, y que se relacionan entre sí: política, estrategia y plan de acción. La Estrategia es ambiciosa desde el punto de vista de sus metas, basando su mirada en el output productivo principalmente, y en los pilares que son súper importantes. Los pilares te permiten, posicionar la forma y ambición de cómo quieres que se desarrolle esta nueva industria de hidrógeno verde -que, en definitiva, es la suma de varias actividades desarrolladas al día de hoy, tales como desaladoras, almacenamiento, transporte y ductos, energías renovables, etc- t hasta ahí llega la estrategia, que en retrospectiva fue un tremendo trabajo para visibilizar las ventajas comparativas de Chile en el mundo, en lo que refiere a producción de hidrógeno generado mediante energías renovables.

Por eso, este año abordamos un siguiente nivel: el doble clic y el qué acción tiene que hacer cada organismo del Estado. Eso no estaba, y cuando te das cuenta que esta industria requiere la coordinación de al menos 15 ministerios y otros organismos relacionados, con al menos 7 de ellos sumamente relevantes para el despegue de la industria, se hace difícil poder ponderar qué acción, cuándo, cómo, por qué y cómo poner el nivel de prioridad. Entonces eso es lo que está haciendo el plan de acción, coordinado por el Ministerio de Energía, pero mediante un trabajo estrecho y sumamente colaborativo con los demás organismos, lo cual es una muy buena noticia para los desafíos interdimensionales que la sociedad nos demanda.

Menciona el desafío de la planificación, gestión y ordenamiento territorial. Tenemos varios instrumentos que dependen de distintos actores; por ejemplo, algunos del Gobierno Regional, otros de la seremi Minvu, de Energía, de Medioambiente, por ejemplo. Pero un entorno en que todos tienen que ser complementarios entre sí, vamos viendo el nivel de avance. Eso es lo que está haciendo el Plan de Acción. Si lo quieres ver en dos palabras, organizar y coordinar.

El nuevo Plan traerá acciones muy concretas, e incluso vienen algunos análisis y estudios de cosas que necesitamos tener para apoyar la toma de decisiones. En el evento de hoy, un participante mencionó a importancia del surgimiento del mercado de CO2. Hace poco HIF firmó con ENEOS en Japón un acuerdo y entre los cuatro puntos había uno que mencionaba priorizar la creación de una industria de transacción de CO2, en el entendido que hay actividades industriales que no pueden abatir sólo con el cambio de energético, pues tienen reacciones químicas que hacen inevitables la emisión de dióxido de carbono, tal como lo explicó el participante de cemento Melón en el panel de discusión. En ese tipo de cosas, el Estado debe estar al día y ser parte de esas conversaciones, y lo que queremos hacer es justamente tener los datos e información a mano para que los incentivos y/o impulsos estén acorde a la necesidad mundial de cómo se ésta moviendo esta industria, acorde a la visión consensuada de la misma para su desarrollo en territorio nacional.

El nuevo Plan de Acción ¿traerá novedades en relación con los planes territoriales de los valles del hidrógeno en Chile, Antofagasta, Biobío y Magallanes?

Sí, totalmente. De hecho, los focos en temas territoriales son clave en el Plan de Acción, y en el desarrollo del sector energético en general. Es más, uno de los grandes desafíos de la transición energética es el uso equilibrado de los recursos y el territorio. En cuanto al hidrógeno, los voy a comentar en un pseudo orden de prioridad: Antofagasta (en particular, Mejillones y Tocopilla), Magallanes, luego Valparaíso, y Biobío, como los cuatro principales clúster; aunque podría adelantar que los cuatro tienen avances, y en estos últimos meses hemos impulsado y activado varios instrumentos que serán debidamente informados en el Plan de Acción. Magallanes tiene un gran desafío territorial que es la recepción de personas que van a ser parte de esta industria, o sea, estamos hablando aquí, que en algunos momentos de alta demanda durante esta década, podrían haber varias decenas de miles de personas trabajando, principalmente en la etapa constructiva. Considerando que hoy día tenemos zonas cuyos espacios urbanos son relativamente pequeños, por ejemplo San Gregorio, es importante identificar y planificar de la mejor manera el despliegue de la industria en estas zonas. Y nosotros sabemos que los crecimientos urbanos necesitan planificación, y coordinación con los organismos encargados para tales fines. Por ello, lo que estamos impulsado, en conjunto con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, entre otros, la priorización y, a su vez, adelantar los planes reguladores intercomunales, por ejemplo, para ver en conjunto Punta Arenas, San Gregorio y, eventualmente, otras comunas que sean parte del hub.

En el caso de Antofagasta, lo más importante es el tema urbanístico y, por otro lado, también la Zonificación del Borde Costero, que hoy ya está funcionando, liderado por el Gobierno Regional, el cual debe ser aprobado por el Ministerio de Defensa, por ende también hay un importante rol de coordinación con dicho organismo para promover dicho plan con el rol de la industria del hidrógeno en la zona. Hay otros instrumentos en curso, complementarios entre sí, que podrán leer con detalle en el Plan de Acción.

¿Cómo plantea el Plan de Acción el tema de infraestructura en la nueva industria del Hidrógeno Renovable en Chile? ¿Habrá inversión en infraestructura?

Una acción concreta está en los planes territoriales. Por ejemplo, nosotros acabamos de iniciar un Plan de Desarrollo Logístico de la Región de Magallanes y la Antártica Chilena, liderado con el Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones, financiado por el Ministerio de Energía a través del Programa de Desarrollo Productivo Sostenible del Gobierno, donde la línea base es reconocer el plan de infraestructura de ENAP de manera tal que también los puertos públicos, por ejemplo la EPA, la empresa portuaria austral, cuente con un crecimiento en torno al hidrógeno de manera complementaria a ENAP, y eso es rápido. Y, ¿cómo se hace rápido?  Incorporando en la planilla base un instrumento territorial sectorial del Ministerio de Transporte, sumamente necesario para el crecimiento logístico de la región, y que será trabajado también con el Gobierno Regional, con el Ministerio de Obras Públicas, con representaciones de nivel central y regiones, las mismas empresas desarrolladoras, entre otros actores. Está acción va a estar dentro de las prioritarias, y si bien no es exclusiva para fines de hidrógeno, esta industria incidirá de manera relevante en los requerimientos logísticos de la zona.

En relación con ENAP, además estamos poniendo acciones asociadas a los organismos que tendrán que revisar y aprobar permisos asociados a su plan de infraestructura para que pueda salir lo más rápido posible. ENAP ya suscribió un acuerdo en Laredo, suscribió un acuerdo en San Gregorio, y entiendo quiere suscribir un acuerdo en Cabo Negro y otro en la Bahía Clarencia; acuerdos sumamente relevantes, porque ponen a trabajar de manera conjunta y colaborativa en pos de infraestructura común, a las empresas desarrolladoras con una empresa pública clave en el territorio, como ENAP.

Entonces, estos acuerdos requieren expansiones portuarias que necesitan permisos sectoriales, actualización de concesiones marítimas, estudios de impacto ambiental, entre otros. Entonces lo que está haciendo el Plan de Acción es definir de manera explícita los equipos responsables de la tramitación y aprobación de dichas solicitudes y/o estudios, para avanzar conforme a los requerimientos de esta promisoria industria, de la mejor manera posible.

Las acciones, en algunos casos son muy específicas, pero responden a una línea estratégica por resolver, por eso, cuando lo lean, de seguro les va a sorprender el nivel de especificidad de algunas cosas. Nosotros estamos acostumbrados a leer documentos de política pública, muy aspiracionales y de largo plazo, en este caso, no, porque sabemos dónde tenemos que llegar, y ahora estamos construyendo el cómo vamos avanzando; y en ese cruce, entre corto-mediano y largo plazo, ha sido fundamental el tremendo trabajo realizado por el Comité Estratégico, que ha definido visiones comunes y consensuadas en relación al desarrollo de esta industria, con una participación política muy amplia, en torno a cinco grandes dimensiones: 1) ambiental; 2) internacional; 3) económica; 4) capital humano y desarrollo tecnológico; y 5) ciudadanía.

La gran diferencia entre la Estrategia a este Plan de Acción, es que ustedes integraron a la comunidad civil y siguiendo en Magallanes, ¿cuál fue la recepción de la comunidad en esa zona con el trabajo en las diferentes mesas que se realizaron? ¿Habrá espacio y aceptación para construir los proyectos que se esperan en la zona, sin daños a zonas naturales y prístinas que existen?

Primero que todo, es importante recordar que la Estrategia se realizó mediante una situación de pandemia en el país, lo que mermó las actividades participativas que se diseñaron para su construcción. El Plan es complementario a la Estrategia, es una bajada específica y práctica de ésta. Lo importante ahora es habilitar los primeros proyectos, que son los denominados first movers, este concepto tan acuñado actualmente. Esa es hoy la principal meta. ¿Hasta cuánto va a llegar y cuánto podemos insertar de manera de responder a uno de los seis pilares de la estrategia, “uso equilibrado de recursos y territorio”?  Es algo que yo espero esté resuelto con prontitud, pero entendiendo que se requiere de un avance institucional importante, y concretar varios instrumentos de política pública en relación al territorio que actualmente están en desarrollo, o se pondrán en desarrollo luego. Esta es una industria que va a crecer de manera más importante post 2030, por lo que tenemos que avanzar rápidamente para contar con la institucionalidad adaptada para los desafíos que conlleva la importante cadena de valor que ésta contempla.

 Este Plan de Acción ¿viene con ventanilla única?

A nivel de tramitación de permisos, por supuesto, no obstante eso está tramitándose legalmente a través de la Reforma Integral de Permisos Sectoriales, liderada el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo. Sin embargo, el Plan de Acción reconoce que la aprobación de esa Reforma sería clave como acción habilitante para una tramitación más eficiente y expedita, sin desmedro de las exigencias requeridas. En ese sentido, el Plan de Acción le da un empuje a una reforma que es más amplia, que no le sirve solo al hidrógeno, sino que la industria en general.

Alex, usted habló en la presentación acá de una plataforma única de información, ¿puede entregarnos más detalles de qué se trata?

Tenemos muchas fuentes de información. Parto por casa, el Ministerio de Energía, tiene dos plataformas de hidrógeno, una que está más asociada a la Estrategia y otra más asociada al Plan de Acción. Pero en los talleres ciudadanos, las personas nos ha pedido, y yo lo comparto al 100%, contar con una plataforma que dé cuenta de todo lo que está pasando en materia de hidrógeno en el entorno. Entonces lo que queremos hacer es tener una Plataforma Única al 2024 para que todo esté contenido ahí: política pública, concurso de impulso CORFO, estudios, dashboard con avances efectivos del Plan de Acción para un mejor accountability, entre otros. Esto es un compromiso muy importante para nosotros, porque dentro de las cosas que nos pide la ciudadanía, es principalmente conocer y tener información respecto a lo que está pasando con los proyectos de hidrógeno, para su concreción, lo que es super atingente.

Como decía, la plataforma permitirá un seguimiento del Plan, y el accountability es clave para que las políticas públicas no queden sólo en una buena intención, sino que se vean los avances y sus efectos. Es por eso que el Plan de Acción marca un precedente, al menos en el sector energético, de pasar de una visión de largo plazo a visión de corto plazo con foco en la coordinación intersectorial, y es lo que queremos impulsar.

Los incentivos que han surgido apuntan a la producción. Magallanes mira el mercado externo, a la exportación y, desde esa perspectiva ¿existe la opción de un incentivo a la demanda interna?

Es una pregunta que tiene una respuesta multidimensional. Hoy nos ratificaron en el panel que sí va a haber fomento a la demanda interna a través de instrumentos de Corfo, con un foco muy fuerte en ello. De todas maneras, creo que hay un camino un poco más largo ¿Por qué? Porque hoy en día Chile es uno de los países que cuantifica la externalidad asociada a los combustibles fósiles de manera muy baja si nos comparamos con otros países del mundo. Entonces, claramente hoy los offtakers están apareciendo mucho más rápido en el hemisferio norte, porque ellos pagan mucho más por el alternativo, llamémoslo así porque tienen precios de carbono mucho más alto.

Entonces voy a generar dos respuestas a tu pregunta. La primera: Sí, a ver incentivo la demanda interna, mediante instrumentos convencionales de Corfo, principalmente, dirigidos a la industria de hidrógeno. Segundo, nosotros ya iniciamos un trabajo de crear un ETS (Emissions Trade System), un Mercado de Transacción de Emisiones con el Banco Mundial, y tenemos un plan de trabajo para contar de acá a 2 o 3 años con un piloto ETS que nos permita abrir un mercado de carbono como tal. ¿Qué es lo bueno de eso? que al abrir un mercado de carbono, uno se ve impulsado a contar con un precio al carbono, de manera tal, que refleje adecuadamente la externalidad. Antes de 2030, yo tengo la convicción de que Chile ya va a estar con un mercado de carbono, se va a asociar a mercados internacionales. Es importante lo que está pasando en el resto del mundo, por ejemplo, el CBAM, o Carbon Border Adjustment Mechanism, que están reflejando justamente la huella de carbono, con su respectiva cuantificación. Entonces, insisto, si hoy en día colocamos un GAP y lo financiamos rápido, yo creo que en Chile no está bien reconocido, porque parte de la industria que hace uso de combustibles fósiles, no está pagando la totalidad de externalidades que permiten hacer competitivo los productos “verdes”. No olvidemos que el hidrógeno verde tiene, en resumen, dos grandes temas que lo impulsan: 1) la descarbonización (sin descarbonización ni mercados verdes, no necesitaríamos hidrógeno producido sin emisiones), y 2) un desafío tecnológico, que de seguro se irá completando con el desarrollo mismo de la industria. Esta discusión se va a abrir.

Existen apoyos más directos como ha hecho Colombia, por ejemplo, donde la importación de tecnología para hidrógeno renovable, no pagan IVA, ¿han evaluado lo que eso significa en el apalacamiento de recursos en esta industria?

Hay análisis que van en ese sentido que, como dices tú (en el caso del IVA) voy a tener menos rédito en lo inmediato, menos impuestos incorporados al arca fiscal, llamémoslo así, pero esto generará más empleo, más desarrollo de mercado interno, entre otros. Sí, lo estamos poniendo en la balanza, y por supuesto, hay que estudiarlo de manera exhaustiva para apoyar la toma de decisiones.

¿Cuál es tu sueño de Chile de aquí al 2050?

En el corto plazo, mi sueño es llegar a muchos más acuerdos, ese es un desafío clave. Siempre uno se topa con posiciones un poquito más binarias en un desafío tan relevante y complejo como lo es la transición energética, y yo soy un convencido y, hablando a título personal, este camino lo vamos a recorrer bien aceptando soluciones pragmáticas por sobre las soluciones definitivas, que llegarán de seguro.

Las soluciones definitivas van a llegar cuando el camino se vaya trazando. Entonces eso es algo que no es tan fácil en los climas políticos que hoy día se viven, que son tan rápidos, orientados a la inmediatez. Por eso es importante continuar recuperando los espacios de conversación social constructivos, pero pragmáticos y ponderados, situación que calza perfecto con el Comité Estratégico que el Ministro Pardow impulsó en el marco del Plan de Acción de Hidrógeno Verde, que -cuando se revisan sus integrantes- da cuenta de un trabajo sumamente interesante en la búsqueda de grandes acuerdos para el desarrollo de la industria.

Mi respuesta es, por supuesto tenemos que avanzar en soluciones del todo definitivas, pero probablemente hay soluciones intermedias que son ponderadas y temporalmente accesibles, que seguro no resuelven todo el desafío, pero en una parte te permiten ir transitando de mejor manera a lo que llamo, ingenierilmente, el “área bajo la curva”. Probablemente, si queremos una curva con escalones, así como algo soluciones binarias que realmente mejoren todo, ese escalón se va demorar mucho más que una curva un poco más suave. O sea, lo importante, creo yo, es el área que uno pinta de las curvas. Y eso es lo que anhelamos como equipo, poder llegar a consenso en las soluciones pragmáticas que nos permitan avanzar muy rápido en la reducción de emisiones y contaminantes locales.

H2News

Compartir noticia por redes sociales