El cambio climático y las energías limpias enfrentan a los productores de petróleo y gas a profundas disyuntivas

El cambio climático y las energías limpias enfrentan a los productores de petróleo y gas a profundas disyuntivas

Fecha publicada: 04 Diciembre, 2023

The Oil and Gas Industry in Net Zero Transitions (La industria del petróleo y el gas en las transiciones a cero emisiones netas) concluye que el sector del petróleo y el gas -que proporciona más de la mitad del suministro mundial de energía y emplea a casi 12 millones de trabajadores en todo el mundo- ha sido una fuerza marginal, en el mejor de los casos, en la transición a un sistema energético con cero emisiones netas, representando sólo el 1% de la inversión en energía limpia a nivel mundial. El informe muestra cómo la industria puede adoptar un enfoque más responsable y contribuir positivamente a la nueva economía energética, destacando que la cumbre climática COP28 de la ONU en Dubai es “el momento de la verdad” para el sector del petróleo y el gas.

Para empezar, todas las empresas petroleras y gasísticas deben comprometerse a reducir las emisiones de sus propias operaciones, según el informe. Estas emisiones deben disminuir un 60% de aquí a 2030 para ajustarse al objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1,5 °C. Las empresas también tienen que cambiar radicalmente la forma en que asignan sus recursos financieros. En 2022, las inversiones en energías limpias apenas representaron el 2,5% del gasto total de capital de la industria. El informe concluye que los productores que deseen alinearse con los objetivos del Acuerdo de París tendrían que destinar el 50% de los gastos de capital a proyectos de energía limpia para 2030.

Además, las empresas deben abandonar la idea de que pueden seguir actuando como hasta ahora simplemente aumentando el despliegue de tecnologías de captura de carbono. El informe concluye que si el consumo de petróleo y gas evolucionara según lo previsto con las políticas actuales, limitar el calentamiento a 1,5 °C exigiría la inconcebible cifra de 32.000 millones de toneladas de captura de carbono para 2050, con un aumento de la inversión anual de 4.000 millones de dólares el año pasado a 3,5 billones de dólares.

Sin embargo, a pesar de estos retos, existen oportunidades. Casi un tercio de la energía consumida en 2050 en un sistema energético descarbonizado procede de tecnologías que podrían beneficiarse de las competencias y recursos de la industria del petróleo y el gas, como el hidrógeno, la energía eólica marina y los biocombustibles líquidos.

1.- Triplicar la capacidad mundial de energías renovables
2.- Duplicar el ritmo de mejora de la eficiencia energética
3.- Las empresas petroleras y de gas se comprometen a avanzar en la transición hacia energías limpias y a reducir drásticamente las emisiones de sus operaciones, incluida la reducción del metano en un 75%.
4.- Establecer mecanismos de financiación a gran escala para apoyar las inversiones en energías limpias en las economías emergentes y en desarrollo.
5.- Adoptar medidas para garantizar una disminución ordenada del uso de combustibles fósiles.

Para más detalles sobre los compromisos de la AIE en la COP28, visite nuestra página dedicada a los eventos, que se actualizará periódicamente. Uno de los acontecimientos más destacados es el Diálogo de Alto Nivel sobre la Transición Energética, la última reunión de una serie que hemos organizado conjuntamente con la Presidencia de la COP28. El evento, que será copresidido por el Presidente de la COP28, Sultan Al Jaber, y el Dr. Birol, reunirá a líderes mundiales como el Primer Ministro de Noruega, Jonas Gahr Støre, el Primer Ministro de Bélgica, Alexander De Croo, y el Presidente del Grupo del Banco Africano de Desarrollo, Akinwumi Adesina, para llegar a un consenso sobre las vías para limitar el calentamiento global a 1,5 °C.

También merece la pena repasar algunos de los análisis que hemos elaborado este año para contribuir a los debates de la COP28. Nuestro World Energy Outlook y la hoja de ruta actualizada Net Zero muestran cómo el fuerte crecimiento de las tecnologías energéticas limpias, como la solar y las baterías, ha mantenido abierta una senda de 1,5 °C, aunque es necesario tomar medidas urgentes para mantener ese objetivo a nuestro alcance. Los últimos comentarios también profundizan en por qué es tan importante triplicar las energías renovables y duplicar los avances en eficiencia energética.

Compartir noticia por redes sociales