Power to MEDME: Primer piloto en Chile para producir éter dimetílico y metanol para la minería e industria pesada

Power to MEDME: Primer piloto en Chile para producir éter dimetílico y metanol para la minería e industria pesada

Fecha publicada: 09 Enero, 2024

El proyecto chileno-alemán Power to MEDME, será el primer piloto en el norte de Chile para producir metanol y su derivado éter dimetílico (DME), alternativas con gran potencial para reemplazar combustibles fósiles en la minería y la industria pesada. La iniciativa es financiada por el Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania con más de 11 millones de euros e ideada por Fraunhofer Chile Research.

Además cuenta con la participación de seis institutos más de la red Fraunhofer: ISE, IMM, ISC/HTL, IAP-CAN, IKTS; la Universidad RWTH de Aachen; el Instituto de Investigación de Economía Educativa y Social, FiBS; la cámara de comercio de Alemania en Chile, AHK; y la Universidad Adolfo Ibáñez.

Descripción del Proyecto

El proyecto incluye actividades de investigación complementarias sobre el proyecto “Power- to- MEDME”, el cual se enfoca en la producción a gran escala de metanol verde y de éter dimetílico (DME) en Chile, desarrollando importantes condiciones marco para su continuación (denominado Módulo 1).  El proyecto abarca tareas a lo largo de toda la cadena de procesos, empezando por la producción de hidrógeno verde a partir de energías renovables, pasando por la captura de CO2 hasta llegar al producto de éter dimetílico (DME). El objetivo principal del proyecto es reducir los costos y aumentar la eficiencia de los distintos procesos.

En la investigación complementaria para el módulo 1 se simulan los procesos y sus cadenas, y se llevan a cabo desarrollos de materiales y un análisis para cada paso individual. Además, se evaluarán los mercados internacionales como también el mercado chileno y se llevará a cabo un escalado de la planta.

Otro componente crucial del proyecto es el desarrollo sostenible y la transferencia de conocimientos locales. Esto incluye, entre otros aspectos, la formación y la capacitación de ingenieros y técnicos para la construcción y operación de instalaciones a lo largo de la cadena de procesos.

La asociación energética entre Alemania y Chile, iniciada en 2019, demuestra la importancia de Chile para el suministro energético futuro de Alemania y Europa. Este proyecto respalda así la diversificación de importaciones energéticas y cumple con los requisitos del programa de apoyo para “establecer relaciones comerciales con posibles exportadores de hidrógeno verde”.

En el futuro, Alemania cubrirá su demanda de hidrógeno verde y productos derivados, principalmente a través de importaciones. Con sus excelentes condiciones naturales y económicas estables, Chile tiene el potencial de convertirse en uno de los lugares más importantes del mundo para la producción de hidrógeno verde y sus derivados, y, por lo tanto, también desempeñará un papel central en el suministro de fuentes de energía respetuosas con el clima a Alemania.

Objetivo del Proyecto

El objetivo es reducir los costos y aumentar la eficiencia de los distintos procesos involucrados en la fabricación de estos combustibles sintéticos y, con ello, facilitar su producción a gran escala.

“Uno de los elementos críticos en la transición energética es la descarbonización de la minería y la industria pesada que utiliza maquinaria de gran demanda energética y que es dependiente de los combustibles fósiles. La clave es sustituirlos por alternativas renovables y, para que esta transformación sea posible, es indispensable impulsar el desarrollo de nuevas tecnologías que hagan viable su aplicación, desde el punto de vista técnico y económico, tal como lo hace este proyecto”, señaló el Dr. Frank Dinter, Director Ejecutivo del Centro de Tecnologías para Energía Solar (CSET) de Fraunhofer Chile Research.

Entrevista

H2News, conversó con Lars Metkemeyer, Project Manager de CSET y gestor de la iniciativa indicó que “el DME es una alternativa limpia que puede producirse a partir de fuentes renovables. Sus propiedades son similares a las del GLP y el diésel, lo que lo convertiría en una molécula limpia para su transporte, manejo y uso en procesos de combustión, reduciendo significativamente, no sólo el CO2, sino también contaminantes locales como partículas, NOx y SOx. Esto abre una gran oportunidad para el transporte nacional e internacional, ayudando a Chile en su empeño por convertirse en líder mundial en la producción de energías renovables”, explicó.

Por lo mismo, la investigación aborda el análisis y preparación de una ruta hacia Alemania, que en un futuro deberá cubrir su demanda de hidrógeno verde y productos derivados, principalmente a través de importaciones.

¿Cuál es la inversión del proyecto piloto y de dónde sale el financiamiento?

Aún no contamos con esa información de forma precisa, pues el proyecto piloto estará a cargo de una empresa de gases industriales que deberá tomar la decisión de invertir, luego de la etapa de estudios que estamos llevando a cabo y que comenzamos en diciembre de 2023.

Por lo tanto, el proyecto piloto para la síntesis de metanol y combustibles sintéticos que está en desarrollo preliminar. El costo de inversión se estima entre 60 y 70 millones de EUR, con una capacidad del electrolizador de 12 MW.  Este proyecto es cofinanciado por el gobierno de Alemania en lo relativo a I+D, con un monto de 15 millones de EUR.

En el marco del proyecto I+D, también estamos evaluando la instalación de plantas y procesos pilotos, como una mini planta de síntesis de DME, con un reactor de destilación reactiva en las instalaciones de los laboratorios en Fraunhofer ISE, Alemania.  La idea es reducir significativamente los costos de inversión y operación del proceso. Por otra parte, se implementará un piloto en una planta de energía solar térmica, cuyo objetivo es desarrollar el proceso de captura de CO2 necesario para producir DME.

¿Qué cantidad van a producir?

El objetivo es producir aproximadamente 5.000 tonelada de DME por año, que equivale a sustituir el diésel de tres equipos mineros de camiones de extracción (CAEX).

¿Qué tipo de tecnología en electrolizadores ocuparán?
Probablemente la tecnología alcalina

¿Cómo es la unión tecnológica con la tecnología CSP? ¿Por qué?

El H2V se producirá con energía solar y la tecnología CSP tiene la ventaja de generar energía 24/7. Esto permite aprovechar el mayor potencial para producir hidrógeno a partir de energía solar de forma permanente, todo año.

¿Quién o quiénes serán el offtakers?

Estamos apostando a offtakers provenientes, principalmente de la industria minera y para ello estamos trabajando, junto a Fraunhofer ISE y IEE en conceptos de optimización y en el desarrollo de casos de negocios que faciliten la búsqueda de consumidores finales.

H2News

Compartir noticia por redes sociales