Mónica Gasca: “Colombia otorga 4 beneficios tributarios específicos a los proyectos en toda la cadena de valor del Hidrógeno”

Mónica Gasca: “Colombia otorga 4 beneficios tributarios específicos a los proyectos en toda la cadena de valor del Hidrógeno”

Fecha publicada: 16 Enero, 2024

Colombia dispone de las condiciones para aprovechar la oportunidad del hidrógeno y convertirse en líder regional de la transición energética gracias a su privilegiada ubicación geográfica y a un marco regulatorio y político estable, capaz de atraer inversiones a largo plazo. El desarrollo de la producción de hidrógeno y la adaptación de los sectores económicos para su uso, requerirán grandes inversiones destinadas al desarrollo de tecnología y la creación de infraestructuras. Colombia, al igual que las principales economías mundiales, ha creado planes de inversión e incentivos para desarrollar cadenas de valor completas en torno al hidrógeno de bajas emisiones.

Estos planes se combinan con una serie de desarrollos regulatorios, una política de investigación y desarrollo (I+D) alineada con una política industrial y la creación de mercados que incentiven el uso de hidrógeno. El país acelerará la adquisición de capacidades nacionales y se posicionará a nivel global en este mercado emergente a través de acuerdos de cooperación para el acceso a nuevas tecnologías, la financiación de proyectos y la apertura de rutas para la exportación de hidrógeno y derivados. Es así como se plantea en la Hoja de Ruta del Hidrógeno que ha 5 pilares para el éxito en un desarrollo social, medioambiental y económico en Colombia, como resultado del trabajo cooperativo entre múltiples actores del sector público y privado.

H2News conversó con Mónica Gasca, Directora Ejecutiva de la Asociación Colombiana de Hidrógeno, para ahondar más en las intenciones colombianas de acelerar con éxito una economía de hidrógeno renovable en el país. 

Con respecto a al desarrollo de una economía de hidrógeno renovable en Colombia, ¿podría usted explicarnos los beneficios tributarios que existen actualmente?

Respecto a los beneficios tributarios, Colombia otorga 4 beneficios tributarios específicos a los proyectos en toda la cadena de valor del hidrógeno:

  • Deducción de renta del 50% del valor del proyecto hasta por 15 años.
  • Exclusión de IVA en compra de equipos, elementos, maquinaria o servicios.
  • Exención arancelaria en importación de equipos.
  • Depreciación acelerada de equipos, maquinaria y obras civiles.

Estos beneficios están homologados para el hidrógeno verde, azul y blanco, definidos en la ley 2099 de 2021 y ley 2294 de 2023, y que modifican la ley 1715 de 2014 donde se otorgan y especifican los beneficios tributarios.

¿Cuáles son los factores que hacen a Colombia un país interesante para invertir en Hidrógeno Verde? 

Colombia es un país interesante para invertir en hidrógeno verde por diferentes factores.

  1. Nuestro país cuenta con una gran diversidad de fuentes de energía renovable que no se reducen exclusivamente a la eólica y solar, también contamos con recursos hidroeléctricos y de biomasa importantes, que pueden generar un respaldo energético renovable en el caso de la energía hidroeléctrica y ser fuente alternativa de hidrógeno sostenible en el caso de la biomasa.
  1. Nuestra regulación es clara y enfocada a la generación de incentivos para lograr un desarrollo ágil y efectivo del mercado. De igual manera, desde la asociación venimos trabajando de manera articulada con el gobierno y demás entes para lograr avances rápidos que permitan tener reglas claras a nivel regulatorio.
  1. La ubicación geoestratégica de Colombia abre la puerta al mercado exportador, ya que tenemos acceso a los dos océanos sin que sea necesario transitar por el canal de Panamá. Esto mismo permitirá que Colombia compita en el mercado actual de derivados del hidrógeno como lo son el amoniaco y el metanol.

¿Cómo es el apoyo a la futura industria de H2R por parte del Estado? 

Este punto es muy importante ya que en Colombia el impulso al hidrógeno, más allá de una estrategia de Gobierno, es una estrategia país. El hidrógeno está definido como un eje estratégico de desarrollo y de descarbonización, por lo que existe una apuesta clara que se ha visto plasmada en diferentes ámbitos como lo son el desarrollo de incentivos tributarios, avances en regulación y en la planeación energética. Se ha demostrado que el hidrógeno se ha convertido en una política de estado y que es primordial su desarrollo.

¿Cómo lo ha tomado la empresa privada? 

Existe un gran interés a nivel país de desarrollar proyectos y de contribuir al desarrollo de este mercado. Muestra de ello son las 50 empresas asociadas a Hidrógeno Colombia y los más de 28 proyectos en curso de pequeña, mediana y gran escala, lo cuales fueron mapeados a partir de una iniciativa de la asociación de la mano con la Agencia Internacional de Energía, quienes realizaron la revisión e incluyeron dicha información en sus análisis. Existe un gran interés y apetito de inversión en Colombia el cual ya se está materializando, prueba de esto es el proyecto Protium, desarrollado por OPEX y Hevolución, dos de nuestros asociados, el cual entrará en operación el próximo año y contará con un electrolizador de 2.5 MW, uno de los más grandes hasta ahora en toda la región.

Como directora de la Asociación Colombiana de Hidrógeno, ¿cuál es su experiencia, hasta ahora, del interés que ha despertado el tema entre la empresa privada y el Estado? 

Esta pregunta es especial para mí, pues en mi rol anterior como asesora del ministro de minas y energía de Colombia fui la encargada de liderar el desarrollo de la estrategia de hidrógeno nacional que incluye temas como la Hoja de Ruta, la ley de transición energética en lo referente a hidrógeno y otros estudios que han promovido el ecosistema. Ahora desde mi rol como Directora del gremio nacional del hidrógeno estoy viendo cómo esas estrategias que se han desplegado desde el gobierno han motivado a la industria y han posicionado al país como uno de los lugares más deseados para invertir en esta nueva tecnología.

Como señalamos anteriormente, se viene avanzando de manera decidida desde el sector público y el sector privado. Existen incentivos, una regulación clara y se está avanzando para consolidar normativas y leyes que permitan incentivar aún más el despliegue de la economía del hidrógeno. Por parte del sector privado existe un gran interés, ya se han consolidado unos primeros pilotos y se está avanzando en los proyectos de escala industrial.

Considerando que Colombia es un país rico en carbón, gas y petróleo, ¿cómo han tomado el concepto de una industria de hidrógeno renovable por parte de los productores de fósiles? 

El liderazgo del país en el sector de hidrocarburos ha sido una ventaja, pues las empresas de este sector han tomado el liderazgo. Ecopetrol y Promigas, dos empresas líderes de este sector fueron pioneras en el desarrollo de pilotos de generación de hidrógeno verde en Colombia.

Promigas logró por primera vez inyectar hidrógeno a la red de gas natural en 2022 y Ecopetrol ha sido pionero en movilidad trayendo el primero Toyota Mirai al país y haciendo parte del grupo de empresas que desarrolló y puso en funcionamiento el primer bus de Transmilenio 100% hidrógeno verde. Estas empresas ven en el hidrógeno una oportunidad de diversificar de su actividad económica y de descarbonización, todo esto basado en el gran potencial que tenemos como país.

¿Cuáles son las grandes diferencias entre los países en Sudamérica para el desarrollo de una economía de H2R? 

En general Latinoamérica es una región con un enorme potencial para producir hidrógeno verde a precios competitivos gracias a su amplia disponibilidad y diversidad de recursos renovables. Es por esto que consideramos que la competitividad no debe ser vista sólo hacia un país, sino hacia toda la región. Es importante pensar en cada país cuál será el uso del hidrógeno producido, ya que algunos países encontrarán en este una opción para descarbonizar sus economías de manera ágil y el mercado interno será el de mayor interés, mientras que para otros, como Colombia, el mayor potencial estará en la exportación del hidrógeno y sus derivados, esto gracias a que la matriz energética colombiana es en su mayoría limpia y a que nuestro potencial de producción de hidrógeno es hasta 4 veces mayor que las proyecciones de consumo interno.

La diversidad de los países de nuestra región nos da una fortaleza para convertirnos en un hub de producción de hidrógeno limpio que provea al mundo de estos nuevos energéticos limpios que descarbonizarán industrias en todos los países. Es el momento para que nuestra región se una y empecemos a jugar como un actor líder en el sector energético del futuro. Por lo anterior, desde Hidrógeno Colombia somos Secretarios generales de la Alianza regional de hidrógeno LAC CLEAN HYDROGEN ACTION iniciativa a través de la cuál estaremos impulsando el crecimiento y posicionamiento de nuestra región como proveedora de combustibles e insumos limpios.

¿Qué ocurre con el capital humano en Colombia para enfrentar esta nueva industria? 

Actualmente se viene trabajando en este aspecto y desde Hidrógeno Colombia estamos apoyando varios procesos que buscan desarrollar capacidades a nivel país que nos permitan responder a los retos de talento humano que trae esta nueva industria. Desde las universidades se están comenzando a incluir aspectos técnicos del hidrógeno en los pensum de las carreras universitarias, por otro lado, se vienen adelantando esfuerzos desde el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), de los cuales Hidrógeno Colombia es parte, para desarrollar normas de competencias laborales que permitan formar personas en aspectos relevantes de la operación de plantas de producción de hidrógeno. Así mismo, de la mano con USAID y el SENA, hemos participado en jornadas de capacitación a jóvenes líderes y lideresas Wayuu, buscando llevar el conocimiento a los lugares de más difícil acceso. Por último, hemos apoyado a la CAF en el desarrollo de un fondo para el financiamiento de estudios de posgrado de alto nivel enfocadas en energías renovables e hidrógeno verde.

Latinoamérica ha sido calificada mundialmente como la segunda región con más capacidad, después de Europa, para producir H2R. Esto es, sin duda, una gran oportunidad para el desarrollo de los países de nuestro continente que están avanzando en esta industria. A su juicio, ¿qué deberíamos acelerar para no perder esta oportunidad?, ¿cuáles son las ventajas y desventajas que usted visualiza en nuestra región?

Sin duda alguna nuetra región cuenta con un potencial incomparable para la producción de hidrógeno sostenible. Estamos siendo testigos de cómo ese potencial se comienza a volver realidad cuando damos una mirada a la manera como se vienen desarrollando a nivel mundial los proyectos y lo comparamos con los avances en Latinoamérica. En el último reporte de Hydrogen Insights, realizado por el Hydrogen Council, vemos que nuestra región es la primera después de Europa con la mayor cantidad de proyectos de hidrógeno renovable en desarrollo, estando incluso por encima de regiones con grandes recursos renovables como África y de otras con gran disponibilidad de incentivos económicos como Norte América. Esto a mi juicio es un hecho que nos debe enorgullecer porque es el resultado del buen trabajo que hemos venido realizando de manera articulada en cada uno de los países de nuestra región.

Al mismo tiempo supone una gran responsabilidad, pues debemos doblar los esfuerzos para implementar estrategias que respondan a los retos que enfrentan dichos proyectos. El verdadero éxito es llegar a materializar los proyectos y a producir el hidrógeno sostenible y sus derivados que van a potenciar un mundo más limpio.

Para hacer esto realidad, necesitamos de un alto nivel de coordinación entre instituciones. Debemos coordinar el desarrollo de los parques de generación de energía renovable con la infraestructura de transmisión de energía, el desarrollo de los proyectos de producción de hidrógeno y la disponibilidad de facilidades portuarias para su exportación. Todo lo anterior anclado al desarrollo de acuerdos comerciales vinculantes con los consumidores de hidrógeno internos y extranjeros para así mitigar de manera estratégica y efectiva los riesgos asociados a los proyectos y que estos logren acelerar su implementación. 

¿Cómo está avanzando la bancabilidad de los proyectos en Colombia? ¿Existe confianza de la banca en la tecnología? 

En Colombia contamos con un gran interés por parte de instituciones financieras locales y extranjeras en aprender más sobre esta industria y financiar esta clase de proyectos.

Actualmente apoyamos a Asobancaria en el desarrollo de un piloto de un producto financiero para la financiación de proyectos de producción de hidrógeno junto con otras entidades como la Unión Europea y la GIZ. De igual manera, estamos avanzando en la estructuración de un fondo de financiamiento de la mano con la Unión Europea y el Ministerio de Minas y Energía, el cual tiene como objetivo financiar proyectos de hidrógeno de escala industrial. Ambas estrategias tienen como objetivo identificar los principales cuellos de botella para alcanzar la bancabilidad de estos proyectos y desarrollar productos enfocados a las necesidades de esta industria en particular, lo que nos permitirá apoyar la construcción y el correcto desarrollo de los proyectos a escala industrial.

¿Cuáles son los proyectos que están más avanzados en la pipeline de Colombia? ¿En qué zonas? ¿Para producir qué tipo de derivados?

A partir de la base de datos construida por Hidrógeno Colombia, identificamos 28 proyectos de escala industrial en ejecución, los cuales suman más de 15 GW con proyección a 2040. La región Caribe es protagonista en este sentido, pues allí se vienen desarrollando 16 de los proyectos identificados, los cuales tienen como objetivo producir derivados como el amoniaco y el metanol, y hacer uso del hidrógeno en procesos industriales como el refinado de combustibles.

OPEX y Hevolución actualmente se encuentran en la etapa de construcción de la primera fase de un proyecto de más de 7 MW para la producción de amoniaco verde. Por otro lado, Ecopetrol viene avanzando en el desarrollo de dos proyectos estratégicos en su portafolio que pretenden instalar 120 MW de electrólisis entre las refinerías de Barrancabermeja y Cartagena. Estos proyectos están en etapas avanzadas de factibilidad y se proyecta que podrían alcanzar la decisión final de inversión en el primer cuartil del 2024.

¿Cuáles son las características de los off-takers de hidrógeno en Colombia?

Hoy Colombia cuenta con una demanda de hidrógeno que supera las 150 kton/año, las cuales en más de un 80% son consumidas por las refinerías de Ecopetrol. De igual manera, hay una demanda enfocada en la producción de fertilizantes y otros sectores de menor magnitud como el de alimentos, producción de vidrio, tratamientos térmicos, entre otros.

Desde la asociación estamos desarrollando el H2TourColombia, una iniciativa regional que se centra en llevar el conocimiento de hidrógeno a las diferentes industrias en los diferentes lugares del país, motivando nueva demanda y ayudando a que estas oportunidades del hidrógeno se materialicen.

H2News

Compartir noticia por redes sociales