Opinión: Análisis Crítico al Plan de Acción del Hidrógeno Verde en Chile

Opinión: Análisis Crítico al Plan de Acción del Hidrógeno Verde en Chile

Arturo de la Sotta, CEO P2XConsulting

Fecha publicada: 14 Febrero, 2024

El Plan de Acción de Hidrógeno Verde propuesto por el Ministerio de Energía representa un paso ambicioso hacia la consolidación de Chile como líder en la producción de energías limpias. Sin embargo, la ejecución de un plan tan vasto no está exenta de desafíos. La gobernanza, la habilitación del mercado, la participación ciudadana y la educación son ejes cruciales que requieren un análisis detallado para garantizar la eficacia y sostenibilidad de la industria del H2V en el país.

La gobernanza planteada en el Plan de Acción necesita clarificar y fortalecer el papel de instituciones clave como la SEC y SEIA, asegurando que las regulaciones y el cumplimiento ambiental sean pilares en el desarrollo de la industria. La integración de las PPP como estrategia para mitigar riesgos y fomentar la inversión es acertada, pero requiere de un marco más robusto que defina claramente las responsabilidades y facilite la colaboración entre el sector público y privado.

El plan aborda correctamente la necesidad de certezas regulatorias y la reducción de costos sistémicos, pero la atención a la sostenibilidad y certificación del hidrógeno verde y sus derivados parece insuficiente. Dado el potencial de exportación a mercados exigentes, es crucial desarrollar un marco de certificación robusto. Además, la infraestructura compartida en hubs de producción y consumo necesita de una planificación detallada que asegure su viabilidad económica y sostenibilidad ambiental.

La aceptación social del hidrógeno renovable depende de una estrategia comunicacional efectiva y una educación inclusiva que acerque la industria a la ciudadanía. Las medidas propuestas en el plan son ambiciosas, pero su éxito radica en la capacidad del Estado para mantener estos sistemas actualizados y relevantes, asegurando que la información sea accesible y comprensible para todos.

El Plan de Acción, pese a su integralidad, sufre de una sobre-extensión en medidas, muchas de las cuales podrían fusionarse o simplificarse sin perder su esencia. Esta sobrecarga no solo dificulta su seguimiento, sino que también diluye el enfoque en acciones prioritarias. La integración con estrategias y políticas anteriores es fundamental para construir sobre los avances ya realizados, evitando redundancias y asegurando la coherencia de las políticas de energía a largo plazo.

En conclusión, el Plan de Acción de Hidrógeno Verde de Chile es un documento ambicioso que refleja el compromiso del país con la transición energética y la sostenibilidad. No obstante, su implementación exitosa requiere de ajustes significativos en áreas clave como la gobernanza, la promoción del mercado, la participación ciudadana y la educación.

Una gobernanza clara y efectiva es fundamental para asegurar la colaboración entre distintas instituciones y la integración de las PPP en la industria del H2V. La habilitación del mercado debe enfocarse no solo en la infraestructura y la regulación, sino también en la sostenibilidad y la certificación del hidrógeno verde para posicionar a Chile como un proveedor confiable en el mercado internacional.

La participación ciudadana y la educación son esenciales para la aceptación social de esta nueva industria. El Estado debe garantizar que los mecanismos de información y formación sean accesibles, relevantes y se mantengan actualizados ante los rápidos cambios del sector.

Finalmente, el plan debe simplificarse y enfocarse en medidas prioritarias que aseguren una implementación efectiva y coherente. La integración con políticas anteriores y la definición clara de responsabilidades y recursos son esenciales para construir una política de hidrógeno verde a largo plazo que trascienda administraciones y se convierta en un pilar de la economía y sostenibilidad ambiental de Chile.

En resumen, el Plan de Acción de Hidrógeno Verde es un punto de partida prometedor para Chile. Sin embargo, su éxito dependerá de la capacidad para adaptar y afinar su enfoque, asegurando que la industria del hidrógeno verde no solo sea viable desde el punto de vista económico y ambiental, sino que también sea aceptada y valorada por la ciudadanía.

(El autor(a) es responsable de la exactitud y veracidad del contenido presentado en la columna de opinión. La plataforma y el editor no asumen ninguna responsabilidad por cualquier error, omisión o imprecisión en la información proporcionada.)

Compartir noticia por redes sociales