La IEA celebró su 50 aniversario con llamados urgentes a la acción climática, más renovables e hidrógeno

La IEA celebró su 50 aniversario con llamados urgentes a la acción climática, más renovables e hidrógeno

Fecha publicada: 19 Febrero, 2024

El 14 de febrero, la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés) conmemoró su quincuagésimo aniversario en París. El evento reunió a ministros, líderes empresariales y expertos en energía de todo el mundo para abordar la actual crisis climática y la transición energética global. Aunque se destacó el progreso logrado desde la creación de la Agencia tras la crisis del petróleo de 1973, también surgieron voces críticas respecto a la falta de urgencia en la respuesta a la crisis climática.

Mary Robinson, ex presidenta de Irlanda, expresó su preocupación por la falta de acción urgente, afirmando que “no estamos tan bien como deberíamos… Estamos en crisis. Tenemos que poner todo de nuestra parte para resolver esa crisis”. Esta advertencia refleja la percepción de que, a pesar de los avances en la transición energética, la urgencia de abordar la crisis climática sigue siendo insuficiente.

El comunicado ministerial de la IEA, centrado en el impulso de tecnologías limpias, incluyó referencias al hidrógeno como parte fundamental de la transición. Sin embargo, críticos señalaron la falta de énfasis en la viabilidad y asequibilidad de la captura y almacenamiento de carbono (CCUS), llamando a los líderes políticos a comprometerse de manera realista para fomentar la inversión.

Líderes empresariales, como Sumant Sinha de ReNew y Yun Choi de Korea Zinc, abogaron por más mandatos de compra, señales de demanda y normativas sobre el contenido de carbono para generar confianza en los consumidores y facilitar acuerdos de compra, destacando la importancia de la colaboración global en este esfuerzo.

La inversión en energías limpias fue resaltada en el comunicado, con la IEA instando a alcanzar los 4,5 billones de dólares anuales en 2030 para limitar el calentamiento a 1,5 °C. También se hizo hincapié en la necesidad de triplicar la inversión en los mercados emergentes y las economías en desarrollo. Se mencionaron iniciativas europeas, como la subvención alemana de 3.500 millones de euros al programa H2Global y el respaldo de la Comisión Europea al programa Hy2Infra, con inversiones de hasta 6.900 millones de euros en proyectos de hidrógeno.

Aunque se celebraron los avances, los participantes también reconocieron que la caída de los precios de las energías renovables desempeñará un papel crucial en acelerar la transición hacia fuentes de energía más sostenibles. La reunión concluyó con un recordatorio de la necesidad de acciones decididas para evitar posibles multas por no alcanzar los objetivos climáticos.

En resumen, el evento de la IEA proporcionó un foro crucial para discutir y reflexionar sobre el estado actual de la transición energética global, destacando la urgencia de la acción climática y la necesidad de compromisos significativos para lograr un futuro sostenible.

Fuente:IEA

Compartir noticia por redes sociales