Puerto de Rotterdam impulsa la transición hacia combustibles renovables

Puerto de Rotterdam impulsa la transición hacia combustibles renovables

Fecha publicada: 08 Marzo, 2024

El programa de Combustibles y Productos Químicos Renovables en el puerto de Rotterdam tiene como objetivo principal la sustitución de combustibles fósiles y materias primas mediante el uso de biomasa, materiales reciclados, hidrógeno verde y CO2. La Directora del Programa, Maud Eijgendaal, comparte detalles sobre su papel y las iniciativas clave que están impulsando la transición hacia una economía más sostenible.

Eijegendaal, en su papel de Directora de Programa, destaca que su responsabilidad principal es garantizar el buen funcionamiento del programa, con un enfoque administrativo. Sin embargo, su principal dedicación radica en proyectos centrados en atraer y desplegar oportunidades en el ámbito de las materias primas y los combustibles renovables. Su objetivo es acelerar la transición de las materias primas en colaboración con el equipo, colegas, clientes y partes interesadas.

La relación simbiótica entre la transición de las materias primas y la transición energética es crucial. La profesional enfatiza que la transición energética será imposible sin la transición de las materias primas, ya que ambos aspectos están intrínsecamente entrelazados. El programa trabaja arduamente para resaltar la importancia de la transición de las materias primas tanto a nivel interno como externo.

En el contexto de iniciativas circulares,  Eijegendaal destaca la importancia de la gestión sostenible de las materias primas para garantizar su disponibilidad a largo plazo y reducir el impacto ambiental. Se evalúa la viabilidad de refinar, importar y utilizar de manera sostenible las materias primas en el puerto, con varias iniciativas circulares ya en marcha, como el ejemplo de la empresa TES, líder en el reciclaje de baterías y residuos electrónicos.

La otra parte del programa se centra en la creación de un sistema eficaz de nuevos combustibles, especialmente necesarios en sectores como la aviación y el transporte marítimo. La líder del programa subraya la importancia de abandonar el uso de combustibles fósiles para lograr una economía circular. El puerto de Rotterdam aspira a ser uno de los mayores cluster de biocombustibles del mundo, con ambiciones concretas formuladas para ampliar esta posición en los próximos años.

Eijegendaal reconoce los desafíos y oportunidades asociados con la presencia de la industria fósil en el puerto, pero destaca las inversiones en biocombustibles de empresas como Shell y Neste como un paso positivo hacia la transición. El puerto cuenta con la infraestructura, conocimientos y experiencia necesarios para acelerar la transición de las materias primas.

En cuanto al futuro, la profesional visualiza un puerto con más espacio y capacidad para materias primas y combustibles sostenibles, trabajando incansablemente para encajar las piezas del rompecabezas que conducirán a un entorno industrial más sostenible en los próximos años.

Puerto de Rotterdam

Compartir noticia por redes sociales