Fortescue realiza la primera prueba mundial de transporte marítimo usando amoníaco como combustible

Fortescue realiza la primera prueba mundial de transporte marítimo usando amoníaco como combustible

Fecha publicada: 22 Marzo, 2024

Fortescue, en colaboración con la Autoridad Marítima y Portuaria de Singapur (MPA), agencias gubernamentales, institutos de investigación y socios de la industria, ha logrado un hito histórico al llevar a cabo con éxito el primer uso mundial de amoníaco como combustible marino a bordo del buque con bandera de Singapur, el Fortescue Green Pioneer, en el puerto de Singapur.

El ensayo, pionero en su género, consistió en combinar amoníaco con gasóleo en el proceso de combustión, lo que supuso un paso significativo hacia la descarbonización del transporte marítimo internacional. El Fortescue Green Pioneer, cargado con amoníaco líquido procedente de las instalaciones existentes en la terminal Vopak Banyan de la isla Jurong, se sometió a rigurosas pruebas durante un periodo de siete semanas para validar la viabilidad y seguridad del uso de amoníaco como combustible marítimo.

El amoníaco, ampliamente utilizado en la agricultura y la industria, ofrece un inmenso potencial como portador de hidrógeno y como combustible marino para apoyar la transición energética mundial. Los armadores ya han encargado varios buques que utilizan amoníaco como combustible dual, lo que pone de manifiesto el creciente interés por las alternativas de combustible sostenible.

El viaje hacia la realización del Fortescue Green Pioneer comenzó en 2022, cuando Fortescue convirtió con éxito un motor de cuatro tiempos para que funcionara con amoníaco y gasóleo en sus instalaciones de pruebas en tierra en Perth, Australia Occidental. Tras este éxito, en julio de 2023 comenzaron los trabajos de conversión del buque en el astillero de Seatrium en Benoi, que culminaron con la instalación de la infraestructura necesaria y la conversión de dos de los cuatro motores del buque para permitir el uso de amoníaco.

La seguridad siguió siendo primordial a lo largo de la prueba, con amplios estudios de identificación de peligros, talleres de seguridad y sesiones de formación de la tripulación para garantizar la preparación operativa y mitigar los riesgos potenciales. Además, se desarrolló un modelo de penacho de amoníaco para apoyar la planificación de la seguridad y la respuesta a incidentes, lo que subraya aún más el compromiso con unas operaciones seguras y sostenibles.

Teo Eng Dih, Director Ejecutivo de la MPA, destacó la importancia del ensayo para la formación de la tripulación, los procedimientos de emergencia y las normas de abastecimiento de combustible, en consonancia con el compromiso de Singapur de facilitar soluciones seguras y rentables para la transición energética del sector marítimo.

El Dr. Andrew Forrest AO, Presidente de Fortescue, elogió el liderazgo de Singapur como pionero en el transporte marítimo ecológico con amoníaco e hizo un llamamiento a la colaboración mundial para establecer normas de combustible justas y estrictas que impulsen la inversión ecológica.

Cristina Sáenz de Santa María, Directora Regional de DNV, expresó su orgullo por colaborar con Fortescue y MPA, destacando la contribución del proyecto al liderazgo de Singapur en el abastecimiento de combustible alternativo y los esfuerzos de descarbonización de la industria.

El éxito de la prueba de combustible de amoníaco representa un hito importante en el desarrollo de la capacidad de abastecimiento de combustible multicombustible de Singapur y subraya el compromiso de la nación para impulsar la innovación y la sostenibilidad en el transporte marítimo internacional.

Fuente: Fortescue

Compartir noticia por redes sociales