Puerto de Rotterdam instó a la UE a planificar los puertos para garantizar la preparación de Europa ante los desafíos futuros

Puerto de Rotterdam instó a la UE a planificar los puertos para garantizar la preparación de Europa ante los desafíos futuros

Fecha publicada: 04 Abril, 2024

La Unión Europea se enfrenta al reto de conciliar la transición a una economía sostenible con la preservación de la prosperidad. Fit for 55 y REPowerEU tienen como objetivo conseguirlo. La Autoridad Portuaria de Róterdam insiste ante la futura Comisión y el Parlamento Europeos en la necesidad de políticas estables y de un vigoroso estímulo de la energía verde y la economía circular.

Boudewijn Siemons, CEO de la Autoridad Portuaria de Rotterdam: “Situar la aplicación de la transición energética en el centro de la escena y utilizar los puertos europeos de forma inteligente para garantizar la autonomía estratégica.”

“Las tensiones geopolíticas y la creciente presión sobre la industria exigen una postura firme de la Unión Europea. El puerto de Rotterdam tiene un gran complejo industrial y es un importante centro de contenedores, energía y materias primas. Aquí, como en muchos otros puertos europeos, confluyen grandes retos, como hacer más sostenible el transporte internacional, unas cadenas de suministro fiables para empresas y consumidores y acelerar la sostenibilidad de la industria sin perder competitividad. En consecuencia, los puertos pueden y quieren desempeñar un papel importante para preparar a Europa para el futuro. No es casualidad que en Rotterdam digamos: cuando el puerto va bien, la economía europea va bien”, afirma Siemons.

Política industrial basada en el estímulo
La Autoridad Portuaria tiene claro que muchas empresas industriales de Rotterdam están dispuestas a invertir para que su producción sea más sostenible, pero aún no han tomado una decisión de inversión definitiva. Para ellas, es crucial que el clima de inversión europeo ofrezca suficientes seguridades y perspectivas de futuro. El Régimen Comunitario de Comercio de Derechos de Emisión (RCCDE) anima a la industria a ser más sostenible y el Mecanismo de Ajuste en la Frontera del Carbono (CBAM) refuerza la igualdad de condiciones a escala mundial. Una política industrial europea amplia y basada en estímulos es un complemento necesario para mantener la actividad comercial, especialmente si Europa quiere reducir su dependencia de otros países y seguir siendo líder en fabricación innovadora y sostenible.

Apoyo a la aplicación de la transición energética
Varios proyectos públicos y privados con sede en Rotterdam están contribuyendo en gran medida a que la industria del noroeste de Europa sea más sostenible. Entre ellos se incluyen el almacenamiento de CO2 bajo el lecho marino, la importación y producción de hidrógeno y la expansión de la economía circular. Estos proyectos se están llevando a cabo actualmente y la Autoridad Portuaria desea que la Unión Europea siga prestándoles su apoyo. Por ejemplo, la Autoridad Portuaria desearía que a escala europea se prestara más atención a la relación entre la transición energética y la transición de las materias primas.

Para garantizar que la aplicación de la transición energética prosiga a buen ritmo y no se retrase por falta de capacidad en la red eléctrica, por ejemplo, la Autoridad Portuaria pide a la UE que trabaje en un enfoque basado en zonas de aceleración en agrupaciones industriales como los puertos. El puerto también aboga por acelerar la creación de cadenas de energías renovables en el noroeste de Europa. Los fondos europeos pueden contribuir a ello.

Crecimiento del transporte sostenible
El transporte de mercancías es la espina dorsal del mercado único y permite a las empresas importar materias primas, piezas y productos semi elaborados y vender sus productos en todo el continente. El puerto de Rotterdam se esfuerza por satisfacer la creciente demanda de transporte. A este respecto, las inversiones en mantenimiento y capacidad de las infraestructuras son muy necesarias en los próximos años. El refuerzo de la capacidad del ferrocarril europeo y de las vías navegables interiores desempeña un papel fundamental en este sentido, sobre todo teniendo en cuenta que el cambio climático está teniendo un gran impacto en la navegabilidad de las vías navegables.

El puerto de Rotterdam está invirtiendo mucho en hacer más sostenible el transporte en los próximos años, con la esperanza de repercutir positivamente en los sectores que operan a escala internacional. Por eso aboga por incentivos europeos adicionales para hacer más competitivos los combustibles renovables. El compromiso de la UE de fijar los precios de los combustibles para el transporte marítimo a través de la Organización Marítima Internacional (OMI) es clave en este sentido para garantizar la igualdad de condiciones a escala internacional.

Leer Position Paper

Compartir noticia por redes sociales