Estrecha colaboración público-privada surge para impulsar la producción de amoníaco renovable en Australia

Estrecha colaboración público-privada surge para impulsar la producción de amoníaco renovable en Australia

Fecha publicada: 24 Abril, 2024

Cinco grandes empresas del sector del amoníaco -Amp Energy, Fortescue, The Hydrogen Utility (H2U), Origin Energy y Santos- han firmado acuerdos de desarrollo con el gobierno del estado de Australia Meridional para utilizar los terrenos del Centro de Hidrógeno de Port Bonython. Situado cerca de Whyalla, en el Alto Golfo de Spencer, el centro será una instalación de uso común para la producción y exportación de hidrógeno.

Los acuerdos permitirán a los socios del proyecto obtener un arrendamiento a largo plazo de los terrenos del puerto. Cada parte llevará a cabo estudios de viabilidad y los primeros trabajos de diseño de los proyectos propuestos, colaborando con la Office of Hydrogen Power SA para determinar la infraestructura necesaria y realizar evaluaciones medioambientales.

Actualmente se está llevando a cabo la planificación general del desarrollo de infraestructuras, con la ayuda de una financiación paralela de 70 millones de dólares australianos aportada por el gobierno federal australiano. La infraestructura de uso común del centro incluirá infraestructuras marinas de exportación, transmisión de electricidad y suministro de agua. Para minimizar el impacto en la comunidad y salvaguardar la vida marina local, se están realizando estudios científicos para mejorar el conocimiento del medio marino y terrestre de Puerto Bonython.

Amp ya trabaja en Australia Meridional, por ejemplo en una asociación con Iron Road Ltd para construir hasta 5 GW de capacidad de electrolizadores en la zona portuaria de Cape Hardy, lo que permitirá la producción de 5 millones de toneladas anuales de amoníaco renovable.

En 2020, Hydrogen Utility (H2U) adquirió un terreno de 171 hectáreas (también en Cape Hardy) para construir un  electrolizador de hasta 3 GW de capacidad para la producción de hidrógeno y amoníaco renovables, con un objetivo de unas 5.000 toneladas diarias de amoníaco renovable.

Además del gran potencial de energías renovables de Australia Meridional, el sector del hidrógeno y el amoniaco limpios cuenta con el apoyo de políticas favorables, como el Plan de Empleos del Hidrógeno, dotado con 593 millones de dólares australianos, cuyos preparativos están en marcha.

Compartir noticia por redes sociales