Innovadoras Soluciones para el Almacenamiento de Hidrógeno Verde: Hacia una Energía Sostenible

Innovadoras Soluciones para el Almacenamiento de Hidrógeno Verde: Hacia una Energía Sostenible

Fecha publicada: 03 Junio, 2024

El almacenamiento del hidrógeno verde es un aspecto crucial para su uso eficiente y seguro. En general, el hidrógeno verde se almacena de las siguientes maneras:

Gas a alta presión: El hidrógeno se almacena en tanques a alta presión, generalmente entre 350 y 700 bares (5,000-10,000 psi). Este método es común debido a su simplicidad y madurez tecnológica.

Líquido criogénico: Se almacena a muy bajas temperaturas (-253°C), lo que requiere tanques especiales de aislamiento térmico. Este método permite almacenar más hidrógeno en menos espacio, pero es más costoso y complejo debido a los requisitos de refrigeración.

Hidruros metálicos: El hidrógeno se almacena en forma de compuestos químicos con ciertos metales. Este método es más seguro y permite un almacenamiento más denso, aunque requiere más investigación para ser económicamente viable a gran escala.

Compuestos químicos líquidos: Utilización de portadores líquidos de hidrógeno como el amoníaco (NH3) o el metanol (CH3OH), que pueden liberar hidrógeno a través de procesos químicos. Este método facilita el transporte y almacenamiento a temperatura ambiente.

En América Latina, hay varios proyectos destacables de hidrógeno verde. Por ejemplo, la planta de Cachimayo en Perú, que produce hidrógeno verde utilizando energía renovable, y la planta de Cerro Pabellón en Chile, que produce hidrógeno verde a partir de energía geotérmica​​. Además, el proyecto de investigación y desarrollo de EDP en Brasil combina energía solar y eólica para producir hidrógeno verde, que se almacena y utiliza para generar combustible limpio.

Estos métodos y proyectos muestran el esfuerzo y la innovación en la industria para asegurar que el hidrógeno verde sea una fuente de energía viable y sostenible a largo plazo.

Compartir noticia por redes sociales