Puerto de Rotterdam adelantó avances sostenibles en el World Hydrogen 2024

Puerto de Rotterdam adelantó avances sostenibles en el World Hydrogen 2024

Fecha publicada: 03 Junio, 2024

Randolf Weterings, director del programa de Electrificación e Hidrógeno de la Autoridad del Puerto de Rotterdam, reafirma su compromiso con una sociedad y un puerto completamente sostenibles. En el marco del World Hydrogen 2024 fue el momento propicio para reflexionar sobre los logros del último año y los desafíos que aún quedan por enfrentar.

“El mayor hito del año pasado es la decisión de invertir en el gasoducto de hidrógeno a través del puerto”, comentó Weterings. Esta infraestructura, prevista para entrar en servicio en 2025, permitirá conectar a todos los productores y usuarios portuarios, estableciendo una base sólida para el futuro desarrollo del hidrógeno.

Ambiciones Climáticas y Desafíos Regulatorios

Con una visión clara hacia 2050, Randolf destaca la importancia de limitar el calentamiento global a 1,5 grados. A pesar de los ambiciosos objetivos para 2030, como la importación de 4,6 millones de toneladas de hidrógeno al año, reconoce que los proyectos requieren más tiempo del esperado. Sin embargo, ajustar las metas no es una opción. “Poner el listón alto es algo bueno”, afirma Weterings.

Proyectos Clave en Desarrollo

Entre los logros notables, Weterings mencionó la aprobación del proyecto Porthos sobre el nitrógeno y los avances en la producción de hidrógeno azul. Sin embargo, persisten desafíos en la cadena de suministro y la ampliación de escala. La importación de amoníaco y las regulaciones necesarias para manejar grandes volúmenes son áreas que aún necesitan resolverse.

“Pasar de un sistema energético fósil a uno totalmente renovable es más complejo de lo que pensábamos, pero no imposible”, dijo Weterings. La conexión de productores con compradores ha progresado significativamente, aunque aún no es suficiente para satisfacer la demanda europea de hidrógeno verde. Con la ampliación de la terminal de OCI y la primera recepción de amoníaco, los pasos hacia una mayor importación de hidrógeno se están dando.

Mirando hacia 2050

Randolf subrayó la necesidad de planificar a largo plazo y en grandes volúmenes, centrándose en la infraestructura necesaria para 2040 y 2050. La llegada de la energía eólica marina, la construcción de gasoductos y plantas de hidrógeno en el puerto son fundamentales para alcanzar estos objetivos. “Necesitamos empezar a planificar para 2050 ahora mismo”, enfatiza.

Para asegurar el éxito a largo plazo, es crucial que los consumidores finales tengan un caso de negocio viable. Randolf destaca la necesidad de resolver el calendario de certificación y garantizar la conectividad global. A pesar de los desafíos, como el aumento en el precio de los materiales, es esencial allanar el camino para la transición al hidrógeno verde.

“Lo que me enorgullece es que Rotterdam es visto como el centro número uno del hidrógeno en el mundo”, concluyó Weterings. La transición de la planificación a la construcción de proyectos reales marca un cambio significativo. Estos avances no solo impactan positivamente en el medio ambiente, sino que también motivan y ganan el respeto global hacia los esfuerzos sostenibles de Rotterdam.

Fuente: Port of Rotterdam

Compartir noticia por redes sociales