José Miguel Hernández: “Chile enfrenta desafíos regulatorios que pueden frenar el desarrollo y auge de la industria del hidrógeno”

José Miguel Hernández: “Chile enfrenta desafíos regulatorios que pueden frenar el desarrollo y auge de la industria del hidrógeno”

Por Grace Keller, periodista.

Fecha publicada: 04 Junio, 2024

El desarrollo y operación de proyectos de hidrógeno verde en Chile enfrenta una serie de desafíos regulatorios que ralentizan la implementación de esta prometedora industria. Las tres principales regulaciones que requieren pronta atención incluyen la modificación del estatuto de concesiones marítimas, la creación de una legislación específica para la desalación y transporte de agua desalada, y la definición clara del uso de suelo para la producción de hidrógeno y amoníaco. Actualmente, el proceso para obtener concesiones marítimas es excesivamente lento, lo cual afecta la instalación de infraestructuras esenciales como puertos y plantas desaladoras.

Además, la falta de un marco jurídico propio para la desalación genera incertidumbre y dificulta el avance de proyectos en este ámbito. Finalmente, la categorización del hidrógeno como infraestructura energética y del amoníaco como sustancia peligrosa introduce complejidades adicionales en la planificación y ejecución de proyectos, afectando la viabilidad y el ritmo de desarrollo de la industria del hidrógeno verde en el país. Para avanzar en esto temas, H2News conversó con José Miguel Hernández, socio del Grupo Evans, quien cuenta con una amplia experiencia en asesorías legales de proyectos relevantes en generación hidráulica, solar, y de transmisión eléctrica.

Aspectos Regulatorios

¿Cuáles son las principales regulaciones que afectan el desarrollo y operación de proyectos de hidrógeno verde en nuestro país, ralentizando con ello el inicio de una nueva industria?

En general yo diría que hay tres regulaciones estratégicas para la industria del hidrógeno que requieren de una pronta solución.

La primera, es un cambio al estatuto de las concesiones marítimas la que es considerada por lejos el permiso más lento de trámite en Chile. Hay que evaluar cómo inyectar recursos a la Subsecretaría para las Fuerzas Armadas y Directemar para que este permiso cumpla con la finalidad de desarrollo y promoción eficiente del borde costero. Hoy la industria del Hidrógeno no se puede dar el lujo de esperar 5 años para la concesión de un puerto o planta desaladora.

La segunda regulación clave, es agilizar el trámite legislativo de la ley de concesiones de desalación y transporte de agua desalada. Hoy la desalación carece de un marco jurídico propio y está entregada en exclusiva a la Ley de Concesiones Marítimas y su reglamento, no siendo aplicables las normas del Código de Agua para efectos de imposición de servidumbres de acueducto legales forzosas. La nueva ley que regulará el marco jurídico de la desalación lleva años en el congreso con poco avance y se necesita un marco jurídico propio.

La tercera regulación tiene relación al uso de suelo y la categorización del hidrógeno como sustancia energética y el amoníaco como sustancia peligrosa, lo que analizaré en detalle más adelante.

A nivel nacional, considera que existe discrecionalidad/diferencia en la aplicación de la ley, dependiendo la región en Chile?

Creo que la discrecionalidad administrativa es más bien un mal país que un mal a nivel de regiones. La discrecionalidad debe tratar de ser evitada a todo nivel de manera de dar seguridad jurídica a las inversiones y comunidades a lo largo de todo el país.

Ahora, al ser Chile el país más largo del mundo y probablemente el que tiene mayor cantidad de diferencia territorial, la conceptualización y entendimiento del territorio es muy compleja. Las variables culturales, territoriales, productivas, sociales y económicas son muy distintas de una región a otra lo que deriva en la obligación de cada proyecto de conocer bien la región donde se va a emplazar, su problemática y sus autoridades. Ello se traduce en que cada región evalúa y sanciona los proyectos conforme a su propia realidad.

¿Considera que falta en Chile una definición territorial clara?

En Chile tenemos una definición territorial bastante ordenada y clara a través de la Ley General de Urbanismo y Construcciones y los distintos tipos de ordenamiento territorial a nivel regional, intercomunal y comunal.

Sin perjuicio de lo anterior, la circular de la División de Desarrollo Urbano del Minvu N°470, de noviembre de 2022, introduce un problema de indefinición territorial a la industria al reconocer al hidrógeno y los combustibles derivados como “energéticos”, por lo que los proyectos de generación de hidrógeno corresponden a un uso de suelo de Infraestructura Energética según el artículo 2.1.29. de la OGUC, los que deben ser siempre admitidos.

Conforme a la misma circular DDU Nº470, los proyectos donde el producto que se obtiene a partir del hidrógeno NO forma parte del sector energía, como por ejemplo el amoníaco, corresponden al tipo de uso de suelo Actividades Productivas, según indica el artículo 2.1.28. de la OGUC, y pueden tener restricciones de instalación impuestas por un IPT.

En consecuencia, la producción y el transporte de amoniaco tienen limitaciones que el hidrógeno no tiene respecto al uso de suelo.

De esta manera, el Hidrógeno al ser infraestructura energética su producción y transporte en área rural no requieren de las autorizaciones del Art. 55 LGUC, ya que se encuentran siempre admitidas, sin perjuicio que deben cumplir con el Art. 55 LGUC y Ley 19.300.

En las áreas rurales NO reguladas por los PRI o PRM las instalaciones o edificaciones de hidrógeno, deben cumplir con el Art. 55 LGUC.

Para el Amoniaco, por su parte, sus instalaciones y trazado de transporte son actividades productivas, por ende, están limitadas al instrumento de planificación territorial respectivo y siempre deberán ser calificadas por la SEREMI de Salud, según Art. 4.14.2. OGUC.

En relación a la Protección Ambiental, Sostenibilidad y comunidades:

Desde su experiencia, ¿Cómo considera que es posible asegurar que los proyecto de hidrógeno verde cumplan con las normativas ambientales locales e internacionales y con ello disminuir el riesgo de judicializaciones o cierres de proyectos?

En Chile contamos con una de las regulaciones ambientales más estrictas de la región sumado a una alta cantidad de normativas y permisos ambientales sectoriales, lo que hace que la evaluación ambiental necesariamente deba cumplir con la inclusión de toda la temática social y ambiental atingente a la región donde cada proyecto se emplace lo que es una tarea ardua y compleja. La necesidad de una completa evaluación ambiental es muy necesaria.

Por otra parte, la observación de normas internacionales siempre es importante de manera de buscar las mejores prácticas, sobre todo en un mercado que está naciendo. Normas ISO y Principios del Ecuador son estándares, que por ejemplo, deben ser tomados en cuenta.

¿Cuáles son las mejores prácticas para negociar acuerdos de uso de la tierra para proyectos de hidrógeno verde?

En la mayoría de los casos, los acuerdos de uso de tierra se están perfeccionando vía contratos de arrendamiento, los que ya son bastante estándar a nivel de industria y provienen de los modelos de contratos de las ERNC.

Los contratos se están estructurando en diversas etapas: (i) Etapa de estudio entre 2 a 4 años(ii) Etapa de desarrollo entre 2 a 4 años (iii) Etapa de construcción entre 2 a 4 años, y (iv) Etapa de operación entre 30 a 40 años.

Un proyecto estándar de hidrógeno hoy se estructura entre 8 a 10 años desde su firma hasta su puesta en operación. Los valores de dichos contratos van a depender mucho de la cantidad de suelo a arrendar, tecnología a utilizar (solar o eólica), factores de planta, localización, entre otros.

En relación a Riesgos y Seguros:

¿Qué tipos de riesgos legales son más comunes en los proyectos de hidrógeno verde y cómo podemos mitigarlos?

Como mencioné anteriormente, a nivel regulatorio en Chile tenemos un importante riesgo de demora en la obtención de concesiones marítimas; falta de una regulación específica en materia de desalación, y un tratamiento distinto a nivel territorial respecto a la producción de hidrógeno y amoníaco.

Además de lo anterior, los riesgos que se vislumbran para esta industria son los comunes a proyectos energéticos potenciados al hecho de que la gran mayoría de los proyectos que se van a ingresar al SEIA van a ser mega proyectos lo cual va a requerir un cuidado mayor en lo que es la tramitación ambiental. La envergadura de estos proyectos nunca ha sido evaluada en Chile de manera previa.

En relación a Estrategias de Expansión y Mercados:

¿Cómo pueden afectar los cambios en la política energética global a proyecto de hidrógeno renovable?

Hay que estar muy atento a lo que pasa fuera de Chile en materia de desarrollo del mercado del hidrógeno. Políticas de incentivo, cuotas y subsidios, como la Europea, son una señal de crecimiento y desarrollo para la industria. Pero también hay que estar atento a la capacidad de respuesta tecnológica y productiva para la generación de los elementos claves para el desarrollo de esta industria, especialmente en materia de electrolizadores, donde estimamos que China e India pueden llegar a cumplir un rol fundamental para la fabricación masiva de estos insumos.

Considera que Chile, con todo el potencial que posee para desarrollar la industria de hidrógeno renovable y derivados, podría perder una oportunidad histórica?

Creo que hay que ser honesto en términos de que Chile cuenta con un gran potencial de radiación y viento, pero no es el único país del mundo con contar con estas cualidades. Por otra parte, la ubicación geográfica de Chile respecto a los grandes mercados no nos favorece mucho, por lo que la competitividad, marco regulatorio claro y una condición política estable son claves para mantener la ventaja de recursos, si estos elementos no se dan, los productores buscarán mercados más seguros y con recursos energéticos similares. Y, como mencioné ,no somos los únicos con buena radiación y viento.

En relación a Litigios y Disputas:

¿Cuáles son los tipos de disputas más comunes en la industria del hidrógeno verde y cómo se pueden prevenir?

Aún la industria del hidrógeno verde no se desarrolla, los proyectos existentes son a nivel piloto y hay muy pocos proyectos de envergadura sometidos al SEIA. Por lo tanto, aun no es posible prever una disputa o conflicto específico o exclusivo a nivel de hidrógeno. Sin perjuicio de lo anterior, los riesgos asociados al desarrollo de proyectos de hidrógeno son, en un principio, los mismos que vive la industria de las ERNC hoy, sumados a la dificultad para acceder a concesiones marítimas, servidumbres de transporte de agua desalada, y la dificultad para la compatibilidad del uso de suelo.

World Hydrogen 2024 Rotterdam:

¿Cuál fue el interés de Grupo Evans de asistir a World Hydrogen 2024 en Rotterdam, Países Bajos?

Nosotros vamos a este seminario cada dos años y nos es muy interesante para efectos de medir la evolución de la industria. En él, podemos aprender de la evolución tecnológica, la generación de mercado del hidrógeno, marcos regulatorios en otros países y, tal vez lo más importante, ver que industrias y países están tomando la delantera para el desarrollo de esta industria.

En esta oportunidad nos llamó mucho la atención el crecimiento de la feria, este año fue al menos 3 veces más grande que en 2022, lo que demuestra que la industria va caminando a tranco firme.

H2News

Compartir noticia por redes sociales