Chile refuerza seguridad energética con nuevo reglamento para instalaciones de hidrógeno

Chile refuerza seguridad energética con nuevo reglamento para instalaciones de hidrógeno

Fecha publicada: 24 Junio, 2024

El Ministerio de Energía de Chile aprobó un innovador reglamento de seguridad para instalaciones de hidrógeno, publicado hoy en el Diario Oficial, con lo que entra en vigor desde el 24 de junio de 2024. Esta normativa establece requisitos mínimos de seguridad para el diseño, construcción, operación y mantenimiento de estas instalaciones, con el objetivo de proteger a las personas y la propiedad, y fomentar el uso eficiente y seguro de este prometedor recurso energético.

En un esfuerzo por fortalecer la seguridad y eficiencia en el uso del hidrógeno como recurso energético, el Ministerio de Energía de Chile ha promulgado un nuevo reglamento de seguridad para instalaciones de hidrógeno. Publicado en el Diario Oficial, esta normativa introduce requisitos mínimos que deben cumplir las instalaciones en todas las etapas de su ciclo de vida, desde el diseño y construcción hasta la operación y mantenimiento.

El reglamento tiene como objetivo principal garantizar la seguridad de las personas y la protección de la propiedad, abordando todas las actividades relacionadas con el hidrógeno, incluyendo su producción, almacenamiento y consumo. Este marco normativo también contempla la inclusión de buenas prácticas de ingeniería y la posibilidad de utilizar tecnologías alternativas siempre que mantengan un nivel de seguridad equivalente.

Antecedentes y Justificación:

La ley N° 21.305, que incorpora al hidrógeno y sus derivados en el sector energético, subraya la necesidad de una regulación específica para este combustible. El interés nacional y la expansión del hidrógeno como una alternativa limpia y sostenible en el mix energético chileno han impulsado esta normativa, alineada con los compromisos del país en materia de eficiencia energética y sostenibilidad.

Exclusiones y Flexibilidad Tecnológica:

El reglamento excluye ciertas instalaciones como surtidores de hidrógeno para vehículos y redes de transporte de hidrógeno fuera de las instalaciones específicas. Además, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles tiene la facultad de aprobar el uso de tecnologías diferentes a las estipuladas, siempre que se garantice el mismo nivel de seguridad.

Impacto Esperado:

Este reglamento marca un paso significativo hacia la consolidación del hidrógeno como una pieza clave en la matriz energética de Chile. Se espera que promueva la inversión en tecnologías de hidrógeno y contribuya al desarrollo de una infraestructura segura y eficiente para este recurso, posicionando a Chile como líder en innovación energética.

Compartir noticia por redes sociales