Reporte destaca la oportunidad para América Latina en la producción de combustibles sustentables para el transporte marítimo

Reporte destaca la oportunidad para América Latina en la producción de combustibles sustentables para el transporte marítimo

Fecha publicada: 09 Julio, 2024

La industria marítima, que facilita más del 80% del comercio mundial, se enfrenta a desafíos sin precedentes y oportunidades transformadoras hacia 2050, especialmente en el contexto del cambio climático y la necesidad urgente de sostenibilidad ambiental. Un informe exhaustivo, “Global Maritime Trends 2050”, elaborado por Economist Impact y comisionado por Lloyd’s Register Foundation, proyecta un futuro donde los combustibles renovables y las tecnologías avanzadas jugarán un papel crucial.

Una de las posibilidades más prometedoras discutidas en el informe es la adopción global de hidrógeno verde como combustible marítimo. Este escenario sugiere un futuro en el que la industria marítima podría actuar como un catalizador para la descarbonización, vinculando a grandes productores de energía verde como China, Arabia Saudita, Sudáfrica y los EE. UU., con la posibilidad de incluir a naciones de América Latina en este ecosistema emergente.

Screenshot

América Latina, con su vasta capacidad para generar energía renovable, tiene el potencial para ser un jugador importante en la producción de hidrógeno verde. Países como Chile y Brasil ya están explorando activamente las tecnologías de hidrógeno, buscando posicionarse como líderes en este nuevo mercado energético. El hidrógeno, transportado de manera eficiente en forma de amoníaco, podría abrir nuevas rutas comerciales y oportunidades de empleo en la región, al tiempo que contribuiría significativamente a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

El informe también destaca la importancia de la cooperación global y la inversión en infraestructura portuaria adaptada a los nuevos combustibles. Para América Latina, esto implicaría modernizar sus puertos para manejar y almacenar amoníaco u otros vectores de hidrógeno, lo que a su vez podría fomentar una integración regional más fuerte y la creación de empleos especializados.

Otro aspecto crucial es la necesidad de adoptar tecnologías automatizadas que reduzcan la intensidad laboral a bordo de los buques, lo que abriría más oportunidades para las mujeres en una industria tradicionalmente dominada por hombres. Además, la transición hacia combustibles más limpios y tecnologías avanzadas requeriría una capacitación intensiva para asegurar que los trabajadores actuales y futuros puedan navegar en este nuevo paisaje tecnológico y energético.

En conclusión, el “Global Maritime Trends 2050” no solo esboza un camino hacia un futuro más sostenible y menos dependiente de combustibles fósiles para la industria marítima global, sino que también proyecta cómo América Latina podría aprovechar su potencial en energías renovables para jugar un rol protagónico en el escenario marítimo del futuro. Las decisiones que se tomen hoy, desde la inversión en tecnologías limpias hasta la formación de una fuerza laboral capacitada y diversa, serán determinantes para asegurar que la región no solo participe, sino que lidere en la economía marítima del mañana.

Compartir noticia por redes sociales